El diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, hizo frente a la bullada polémica que surgió al interior del Frente Amplio, luego de que el movimiento decidiera bajar la candidatura del sociólogo Alberto Mayol por el distrito 10, misma zona en la que competirá el ex dirigente estudiantil.

A través de una extensa declaración pública, Jackson desmiente categóricamente la versión de Mayol que apuntaba a una supuesta estrategia para proteger su aspiración de llegar a la Cámara de Diputados y ser reelecto.

“Yo consideraba incluso bueno que Alberto pudiera competir en el cupo de igualdad, por lo que alegar que ha existido un veto de mi parte o que esta decisión es conveniente para mi candidatura, está totalmente fuera de lugar”, aseguró el parlamentario.

A su vez, acusa al ex panelista de CNN Chile de mentir al negar que le habría pedido su cupo a la otra aspirante por dicho distrito, Natalia Castillo.

La “gota que rebasó el vaso fue su reiterado comportamiento individualista”, así como también el audio que difundió sobre la conversación que mantuvo con Castillo: “Para mí constituye como un evidente acto desesperado de Alberto al haber sido expuesto en su solicitud de cupo en subpacto RD a la única mujer del subpacto”, disparó.

En otros pasajes de su escrito, Jackson aseguró que “nunca, pero nunca he puesto obstáculos para que exista competencia en el distrito 10. Creo que el trabajo de la diputación nos permite pensar que existe un respaldo ciudadano amplio a nuestra gestión, que incluso se puede traducir en posibilidades concretas de aumentar la representación parlamentaria en este nuevo distrito”.

“Sólo con revisar la cronología de los hechos, puedo darme cuenta de varios errores que todos cometimos en el camino. Sin embargo, creo que a pesar de los errores, existe para mi algo más complejo que los errores. Las dobles intenciones, la poca transparencia y la mentira”.