Así como ha acontecido en otras oportunidades, el doctor Ricardo Soto vuelve a dejar la tendalada en el “Bienvenidos” de Canal 13 al hacer una de sus sugerencias. Resulta que el especialista habló del MMS o la Solución Mineral Milagrosa, asegurando que se trata de un mineral que desintoxica el organismo.

Luego de su aseveración comenzaron las reacciones en Twitter, como la del científico Gabriel León. “El MMS es un limpiador industrial, altamente tóxico ¿están esperando que alguien muera para detener esta estupidez?”, advirtió.

En el mismo espacio, citando un documento del Instituto de Salud Pública (ISP), el periodista y panelista del espacio televisivo, Polo Ramírez, le consultó al doctor Soto por la evidencia. “De dónde surge su propia convicción en relación con este producto porque si uno escucha lo que ha dicho FDA en Estados Unidos, acá también en el caso de Chile, el ISP, que recomienda simplemente que la gente no consuma y no utilice este tipo de productos, ¿de dónde surge su convicción, a partir de qué evidencia?”.

“La evidencia no la tengo y le agradezco mucho su consulta porque yo no he visto, como acabo de declarar, un consultante que haya empezado a tomarlo y haya visto su evolución como para yo evaluarlo y considerar que es una experiencia… una evidencia experiencial como se dice, que actualmente, por el método científico, es muy mirada en menos. Aquello que las personas con experiencia declaran. No hay estudios científicos bien realizados que yo conozca al menos, de experiencias largas”, responde.

Luego, al citar un comentario de un usuaria de redes sociales, por la evidencia científica, contesta que “la evidencia científica que podrá encontrar usted en el Journal England, que sé yo, o en las típicas revistas más conocidas o journals respecto de evidencia científica no están porque no hay ningún auspiciador de esto que permita que salgan a flote. Yo lo he dicho un montón de veces, uno de cada tres estudios reales sale a flote, se publica, porque los otros dos no tienen el impacto comercial que la industria quiere”.