Un ciudadano estadounidense fue acusado hoy en Nueva York de intentar brindar material de apoyo al grupo terrorista Estado Islámico (EI), a cuyo ejército se quería unir, informó la fiscalía federal en el distrito de Brooklyn.

Parveg Ahmed, de 22 años, fue detenido el lunes en la frontera con Siria y extraditado ese mismo día a EE.UU., donde fue arrestado a su llegada al aeropuerto John F. Kennedy.

Ahmed, que residía en el distrito de Queens, viajó a Arabia Saudita en junio de este año presuntamente para celebrar un día festivo del Islám. A su llegada intentó viajar a Siria para entrar a territorios controlados por el EI, pero fue arrestado.

De acuerdo con la acusación, antes de ese viaje, expresó repetidas veces su apoyo a esa organización a través de las redes sociales así como a individuos que proveyeran apoyo a la misión de extremismo violento, según el comunicado de la fiscalía.

Indica además que el pasado 17 de julio agentes federales ejecutaron una orden de registro para su computadora personal y supieron así, entre otras cosas, que el ahora acusado había visto o escuchado las grabaciones del clérigo radical Anwar al-Awlaki, nacido en EE.UU. y prominente líder de la organización terrorista Al Qaeda en la península arábiga, asesinado en septiembre del 2011.

También a Abdullah el-Faisal, otro clérigo radical que nació en Jamaica, que cumplió cárcel en el Reino Unido por, entre varios cargos, predicar a sus seguidores que mataran individuos, incluyendo a estadounidenses, alegando que eran enemigos del Islam.

La pasada semana a el-Faisal, que radica en Jamaica, se le presentaron cargos en Nueva York y se espera por su extradición.

El comunicado de la fiscalía indica además que el pasado lunes los agentes obtuvieron otra orden judicial para registrar los equipos electrónicos que llevaba consigo Ahmed cuando fue detenido cerca de Siria y encontraron mensajes que envió expresando su deseo de viajar a territorios controlados por el EI así como de unirse al grupo en Siria y llevar a cabo la yihad violenta.

“Como se alega, Ahmed buscó tomar las armas con terroristas que han asesinado a numerosos inocentes, incluyendo a estadounidenses”, dijo en el comunicado la fiscal interina de Brooklyn, Bridged M. Rhode.

“Esta oficina continuará trabajando con nuestros socios de otras agencias del orden para arrestar y llevar ante la Justicia a extremistas antes de que sean una amenaza para este país y sus aliados”, afirmó.

El agente Angel M. Meléndez, a cargo de la oficina del FBI en Nueva York destacó por su parte que Ahmed “traicionó a su país para presuntamente tomar las armas en su contra a nombre del EI”.

De ser hallado culpable enfrenta una condena máxima de 20 años de prisión.