Quienes transitaban por la Alameda, entre calles Lira y Portugal, podrán haber advertido que en el frontis de la casa central de la Universidad Católica colgaba una bandera a media asta.

Según informa El Mercurio, el hecho se produjo ayer horas después de que la Presidenta Michelle Bachelet promulgara el proyecto de aborto bajo tres causales.

“La expresión de duelo expresada por la bandera es coherente con la misión e ideario de la UC, en el sentido de velar por el cuidado de la vida y de la dignidad humana. Es un testimonio que quiere manifestarle al país nuestro sentimiento y convicción”, dijo el rector Ignacio Sánchez.

En palabras de la autoridad universitaria,  “significa un día triste no sólo para la UC, sino para el país. Por esto, para dejar el testimonio, lo manifestamos con la bandera a media asta (…) Creo que este día se recordará con tristeza por muchos años, y nuestra universidad siempre considerará que esta ley no es un avance para el país”, agregó.
Vale decir que el hecho se produce dos días después de que la misma institución fuese objeto de cuestionamientos por acoger en su Hospital Clínico al expárroco de la iglesia El Bosque, Fernando Karadima, culpable de abusos sexuales.