Corre viento en la Patagonia cuando René Alinco atiende el llamado de The Clinic. El exobrero de la construcción y dirigente social resultó nuevamente electo diputado, esta vez por el distrito 27 de su región, y con la menor votación registrada para una autoridad electa durante el pasado fin de semana: 3.095 votos. Alinco, que corrió como Independiente –pero fue apoyado por el PPD-, afirma que lo único que echó de menos en los últimos años ha sido el día 18 de cada mes. “Que era cuando nos depositaban”, explica.

¿Qué ha sido de ti en los últimos cuatro años?
Estos últimos cuatro años, como todo buen chileno, me he ganado los porotos trabajando en lo que yo sé, lo que sé es construir.

Supe que también tienes un programa de radio…
Siempre tuve dos ambiciones en la vida, ser periodista o asistente social. No fui ninguna de las dos, pero ahora me estoy desquitando con un programa de conversación que tengo en una radio de acá. Algunos me dicen el Mosciatti de la Patagonia. Espero que Mosciatti no se enoje, ja ja.

¿Eres muy pesado con tus entrevistados?
No, lo que sí está claro es que no hay preguntas previas ni nada por el estilo, porque creo que ningún brillo eso. Además hice un diario acá con un amigo de Punta Arenas, que es más o menos parecido al The Clinic. Total, los huevones harta plata que ganaron conmigo, ahora me estoy recuperando.

¿Nos plagiaste, René?
No, si es una parodia nomás. Y si me reclaman por plagio yo igual los puedo demandar, porque sacaron un sándwich y un trago a nombre mío en sus bares y ni siquiera me preguntaron y, aún peor, ni siquiera me han invitado.

¿Por qué decidiste repostularte al Congreso?
Algunos creen que esta candidatura fue una revancha, pero no es así. Lo que sí creo es que soy un aporte para el desarrollo de mi región. Es más, no quiero ser arrogante, pero creo que soy un aporte, humilde y sencillo para la política chilena. Especialmente hoy día donde hay tan poca transparencia, tanto pituteo y acomodo. Faltan tipos honestos como yo en el parlamento chileno.

¿En qué sentido podría ser una revancha?
Algunos decían que es una revancha, que yo estaba medio picado. Y contento no estaba cuando perdí la elección, por supuesto, pero creo que esto me va a servir primero para no volver a cometer los mismos errores ni las cagadas que me mandé. Pero si comparamos los errores que cometí con algunos políticos sinvergüenzas, soy un niño de pecho.

Te pegaron duro después de pillarte conduciendo con alcohol en Valparaíso…
Sí, pero a diferencia de otros diputados, apechugué y no le eché la culpa al de al lado, como lo hizo el señor Espinoza cuando lo pillaron con copete en Chiloé. Él le echó la culpa a su secretario. Pero eso no es la cosa, lo que me interesa hoy día es prepararme mejor, hacerlo mejor y llevar proyectos importantes para el desarrollo de nuestra región, y una de las propuestas que yo hice en campaña y la voy a pelear con todo es Aysén sin IVA.

“Una gracia tenemos que tener”

¿Cómo un independiente apoyado por el PPD logra financiar una campaña?
Yo gasté ocho millones de pesos en campaña.

¿Y de donde salió esa plata?
Me los envió el PPD desde Santiago con el compromiso obviamente de que tengo que devolverlos, pero aquí hubo campañas millonarias.

¿Te ofrecieron alguna vez plata en la cámara?
Yo siempre he sido enemigo de que las empresas financien a los políticos. Yo fui uno de los que lucharon con todo y también es parte de mi compromiso de anular esta Ley de Pesca, porque yo fui el último diputado que estuvo hasta el final en contra de la maldita ley Longueira. Además, está probado que en esa ley el billete corrió por todos lados.

¿Con 8 millones no se alcanza a hacer mucho, como hiciste para recorrer los pueblos?
La verdad es que me concentré en Coyhaique y en Puerto Aysén, y la única localidad que logré visitar fue Puerto Cisne y Villa Cerro Castillo. No tenía movilización adecuada para los caminos de la Región, igual fueron algunos compañeros y compañeras que estaban conmigo a entregar volantes.

¿En qué te movías, en una 4×4?
Usted está igual que el gol de Cazely, ah. Hablemos de política que eso es lo importante. Aquí Alinco está siendo entrevistado para dar una opinión política y eso es lo que yo respondo. Cuando quieran entrevistarme pa’l hueveo, ningún problema, si a mí también me gusta el hueveo.

No, por ningún motivo. Además fuiste exculpado por un Juez de Garantía.
La gente piensa que a mí me pillaron en pelota y no fue así. En estricto rigor lo que hicieron conmigo fue un control de identidad, así de simple. Lo que yo creo con el transcurso de los años, con todo el daño que se me hizo a mí y a la dama en cuestión, fue simplemente que los pacos creían que yo andaba conversando con una niña menor de edad y ahí me iban a dar, así de simple.

Esa cuestión te dejó casi como el cachero de las pampas.
Ni tanto, pero me defiendo eso sí. Si alguna gracia tenemos que tener, ja ja.

En este mismo pasquín tú dijiste hace cuatro años que había mucho acoso sexual silenciado en el Congreso.
Pero, por supuesto. En el congreso había acoso sexual silenciado. Yo lo planteé en su momento, de hecho, había algunas denuncias.

¿Algún caso que tú hayas visto, por ejemplo, conductas machistas en el congreso? ¿Eso de mirarles las piernas a las compañeras?
Bueno, a todos se les van los ojos a veces, si nadie es de fierro, pero de ahí a entrar a un acoso sexual, imponiendo el rango, es otra cosa. Lamentablemente hay un temor en las mujeres de denunciar estas cosas, porque se pierde la pega. Las mujeres cuando denuncian a un acosador en una repartición pública, en la mayoría de los casos la que pierde es ella, porque siempre la acosa un jefe.

Frente Amplio y elecciones

Hace una semana el presidente de HidroAysén dijo que ya era un proyecto muerto, tú te ganaste muchos enemigos por darle tu venia al proyecto.
A mí se me acusó que yo era parte de HidroAysén, que me pagaban, les faltó un poco más para decir que yo era parte del grupo Matte, y puta, no tengo ni donde caerme muerto. Creí en ese proyecto porque iba a significar trabajo para los habitantes de mi región, y los tiempos lo demostraron que yo no era el que recibía plata.

Hablemos de la familia Walker, que usted dijo que eran los latifundistas de Aysén.
No, son más que latifundistas, son los patrones del fundo. Patricio Walker era y sigue siendo el patrón del fundo llamado Aysén y las cinco provincias son parte de sus parcelas. El poder que tuvo Walker acá es infinito.

¿Qué tuvo o que tiene?
Tiene todavía. Aquí no se contrata un junior o un chofer en una repartición pública si no pasa por el escritorio de don Patricio Walker y eso tenemos que terminarlo. La verdad es que aquí el que manda actualmente es don Patricio Walker. Ahora, el Ignacio se fue pa’ la casa.

A Iván Fuentes tampoco le fue muy bien.
No, Iván no es nacido acá en Aysén, ese es un allegado. Allegado y mal agradecido de nuestra tierra. Las pruebas están ahí ya, que más le voy a decir. Lo que pasa es que Iván Fuentes cuando vino para acá, en la época de la fiebre del loco, con el cartón de cuarto medio, imagínese. Lamentablemente en esa época los pescadores artesanales, en su mayoría eran analfabetos, y puta, este compadre era un doctor en literatura en comparación. Lo que hizo Iván Fuentes es traición, no con Alinco, sino que con la región de Aysén y sus habitantes.

¿Por qué traición?
Él recibía un millón doscientos, recibía plata por parte de las empresas un año antes del conflicto del movimiento social. Durante la campaña igual. A mí no me interesa tanto que las empresas le hayan financiado su campaña pero lo que si me duele, y se lo digo como obrero de la construcción y como dirigente obrero, es que un dirigente jamás puede recibir plata del enemigo. Iván Fuentes lo hizo y ahora para rematar, cuando vio que las cosas estaban medias peludas para él, que no estaban fáciles en la región de Aysén, se va para Santiago al distrito 13 y en vez de pescadores ahí se transformó en campesino y capitalino. Y así le fue. Ahora es un mal recuerdo nomas.

¿Cómo te sientes respecto al Frente Amplio?
Me parece muy bien la posición del FA y mucho mejor me parece la votación que sacó la compañera Beatriz Sánchez, le fue muy bien.

¿Te sientes más cercano al FA que a la NM?
Si usted analiza mi conducta política yo soy un hombre de izquierda, no de centroizquierda. Ahora hasta Tellier habla de centroizquierda. Humildemente, sigo siendo un hombre de izquierda, así que obviamente me identifico con las opiniones de Beatriz Sánchez y el FA, con algunas características y matices personales. Acá en Aysén el FA no está suficientemente bien estructurado, pero creo que va a ser un aporte para la segunda vuelta con Alejandro Guillier. Sin Beatriz Sánchez y el FA no ganamos la segunda vuelta.

Para cerrar, que piensas si gana Piñera, ¿cuál es tu opinión de Tatán?
Antes del día de las elecciones pensaba que Piñera iba a ganar en segunda vuelta e iba a ser un mero trámite, pero viendo los resultados del FA, de MEO y de todos los candidatos progresistas, creo que si nos ponemos de acuerdo somos capaces de derrotar a la derecha, pero eso significa un compromiso real y efectivo contra el sistema. El compañero Guillier tiene que decir vamos a terminar con las AFP y se termina el hueveo, así de simple.