La diputada comunista, Karol Cariola, realizó un crudo análisis sobre el fuego amigo que afectó en la derrota presidencial de la carta oficialista, Alejandro Guillier, en diciembre pasado.

En conversación con La Tercera, la parlamentaria apuntó que hubo un sector oficialista “que se deba por derrotado a priori”.

Añadió que en la interna se abrió “camino a aquellos sectores que de manera muy determinada, y desde el principio, trataron de poner piedras en el camino y meterle pelos a la sopa”.

La ex dirigenta estudiantil profundizó que los “sectores restauradores” nunca quisieron aceptar que había que dejar atrás a la Concertación: “Nunca quisieron entender que la Nueva Mayoría era un nuevo proyecto político y no la Concertación más el PC. Me queda la impresión de que desde lo interno hay factores que son muy importantes, por mucho tiempo se habló del fuego amigo. Y cuando la candidatura de Alejandro Guillier se muestra como la continuidad a los procesos de transformación, se liga a un gobierno que ya venía golpeado en su gestión política”.

En este punto, la diputada PC recordó que “había muchas personas, incluso ministros y ministras que a mí me tocó escuchar antes de la elección presidencial, que daban por perdido el gobierno. Entonces, frente a una subjetividad de ese tipo, la candidatura de Guillier se levanta contra la corriente de un sector que se daba por derrotado en muchos espacios a priori”.

A renglón seguido, precisó que “hubo sectores, y que hoy día han salido del clóset, que trabajaron desde adentro para autoinfligirnos una derrota porque les parecía mucho más cómodo ser oposición que seguir con las transformaciones”.

Cariola lanzó los dardos en este sentido en contra el grupo liderado por Mariana Aylwin, que “claramente no estaba cómodo con el gobierno de transformaciones de la Nueva Mayoría, que lo boicoteó desde adentro permanentemente”.

“Hoy día ella logra salir del clóset y expresar una posición política más honesta respecto de su verdadera visión. Eso claramente le despejó el camino a Sebastián Piñera”, indicó.

Al ser consultada por el futuro de la coalición, contestó que “la proyección que tenemos hoy es súper incierta. Es evidente que la articulación que teníamos el 11 de marzo del 2013 no es la misma articulación que tenemos hoy día”.