Cocaína, opiáceos, anfetaminas, metanfetaminas y THC son sinónimo de un tremendo atracón de drogas y son antónimo de una conducción segura en cualquier país del mundo.

Esto al parecer no lo entendió un conductor español de la región de Pontevedra que al ser cometido a un control policial mientras manejaba dio positivo en todas las drogas antes mencionadas.

Según una nota de El País, el hombre en cuestión tiene 42 años y fue parado en las cercanías de un parque industrial, donde se le sometió al test que analiza drogas y alcohol.

La Guardia Civil española destacó que el hombre dio positivo en “todas las drogas que puede detectar el aparato del que están dotadas las patrullas”.

La gracia sale bastante cara, con un parte de un valor mil euros y la disminución de seis puntos en el sistema español de carné de conducir, que resta puntos a quienes cometen faltas.

Como si fuera poco, el conductor tendrá que afrontar una especie de querella por delito contra la seguridad vial, por lo que arriesga una pena de entre tres a seis de cárcel, suspensión de licencia y trabajos comunitarios.

En la zona donde fue controlado el conductor ibérico se ha hecho común la realización de carreras clandestinas por lo que la policía ha aumentado los controles.