La Real Academia Española (RAE) define al arte como “capacidad, habilidad para hacer algo” y una “manifestación de la actividad humana mediante la cual se interpreta lo real o se plasma lo imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros”.

Bajo ese contexto donde definitivamente TODO es arte, el sitio CulturaColectiva recopiló una serie de polémicas obras elaboradas nada más ni nada menos que con polvo, caca, grasa corporal, sangre, menstruación y vómito.

A continuación te dejamos una serie de obras de arte -con su autor correspondiente- que ha generado en el público por un lado total admiración, mientras que por el otro un completo rechazo.

Scott Wade y el polvo: Este diseñador derrocha todo su talento en aquellos autos que están totalmente sucios, logrando obras notables sólo con pequeños pinceles y sus dedos. Para ver sus creaciones, pincha acá (Cultura Colectiva).

Por su parte, el artista de Brasil, Vinicius Quesada, usa su propia sangre como tinta para realizar pinturas que hablan de cómo la sociedad se forma triste y decadente. Para ver sus obras, pincha acá (Cultura Colectiva).

Carina Úbeda, Urszula Kluz y Vanessa Tiegs son una de las grandes exponentes de obras realizadas con menstruación. Con la sangre pintan una revaloración al cuerpo de las mujeres. Para ver estas pinturas, pincha acá (Cultura Colectiva).

Marco Evaristti rompió todos los esquemas al hacer albóndigas cocidas en su propia grasa corporal que fue extraída de una liposucción. Cuando este plato fue mostrado en una exposición, logró caras de rechazo y repudió por parte del público. “En primer lugar, quiero mostrar a la gente que las albóndigas hechas con mi grasa no son más repugnantes que las albóndigas que compra en el supermercado», les dijo en ese momento. Pincha acá (Cultura Colectiva).

En The Homecoming of Navel Strings apareció una obra en la que se ve a una joven leyendo un libro, mientras a pocos centímetros hay una bola de caca del artista. La muestra dura 6 días durante la mierda pasa por distintas etapas. La obra, pinchando acá (Cultura Colectiva).

Millie Brown crea obras gracias a su propio vómito. Así de simple. “La pintura se arroja desde el estómago, desde lo más profundo del “yo” para extraer las emociones más aferradas en su interior”, apuntó. Mira su obra, pinchando acá (Cultura Colectiva).