Un delincuente murió y dos personas resultaron heridas durante un asalto con rehenes a una agencia del banco Santander en Madureira, en la Zona Norte de Río, situación que aún no se soluciona.

Según la Policía Militar, el Batallón de Operaciones Policiales Especiales (Bope) fue llamado y trabaja en el lugar para liberar a los rehenes. Uno de los heridos es un expolicía que habría intentado acciones por cuenta propia para solucionar la situación.

El mayor Ivan Blaz, portavoz de la PM, dijo en una entrevista a Globonews que los heridos son dos clientes que fueron trasladados al Hospital Carlos Chagas, en Marechal Hermes. Según Blaz, la policía hace un cerco en la zona y ya trabaja con familiares de los criminales en la negociación.

Según vecinos del sector y peatones que circulan por la zona, se han escuchado algunos disparos al interior de la sucursal bancaria de Santander Brasil.

El incidente es un ejemplo más de la ola de violencia que atraviesa desde hace meses el estado de Río de Janeiro y que ha obligado al presidente brasileño, Michel Temer, a decretar la intervención federal en el área de seguridad del estado de Río.

Con la decisión, la seguridad en Río quedará hasta finales de este año en manos de oficiales del Ejército, con el objetivo de reducir los altos índices de violencia, que en 2017 alcanzaron los 6.731 homicidios, entre ellos más de 100 policías y una decena de menores por “balas perdidas”.

Un video en Twitter muestra el momento de la liberación de una veintena de rehenes en medio de la negociación con la policía carioca.