“UN Commission of Inquiry on Syria: Amid the ruins of Ar-Raqqah and Dayr al-Zawr, calls for justice and accountability by victims and families must be urgently addressed”, es el título del documento publicado por las Naciones Unidas en el que se acusa formalmente Estados Unidos y sus aliados de violar los derechos humanos fundamentales tras bombardear una escuela de Raqa, en el norte de Irak, que ele costó la vida a más de 150 personas, entre ellos niños.

El documento, publicado esta mañana y visible en el sitio oficial de la organización, disponible aquí, relata también que el Estado Islámico no ocupaba la escuela como depósito municiones, por lo cual se establece que el ataque aéreo de Estados Unidos fue un acto ilegal.

“La coalición internacional tenía que saber qué objetivo estaba atacando y no cumplió con todas las precauciones necesarias para evitar o reducir el número de muertos y heridos entre la población y daños a objetos civiles, lo cual sustituye una violación del derecho humanitario internacional” relata el informe de la ONU.