A través de un comunicado, la Provincia Santa María de los Andes informó que recibió desde Roma el Decreto de Expulsión de Abel Pérez, hermano que se desempeñó como profesor en varios colegios de la Congregación y protagonista de la mayoría de los testimonios acusatorios por abusos sexuales.

En el escrito al que tuvo acceso The Clinic, se puede leer que el hermano Saturnino Alonso Ortega informa que “he recibido de Roma el Decreto de Expulsión del hermano Abel Pérez, emitido por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, del Vaticano, confirmando el Decreto de Expulsión presentado por nuestro superior general, hermano Ernesto Sánchez”.

Agregó que “le hemos informado y entregado este decreto al afectado, y se han iniciado los trámites para hacerlo efectivo, concluyendo así el proceso que hace tiempo habíamos iniciado desde el Consejo Provincial. Unidos en Jesús, María y Champagnat, que siguen guiando nuestros pasos”.

Esta expulsión se dio a conocer luego de la reunión que sostuvieron esta tarde los sobrevivientes del llamado Caso Maristas con el Vicario general de la congregación, H. Luis Carlos Gutiérrez, quien se encuentra de visita en el país. De la reunión participaron los denunciantes Isaac Givovich, Eladio Valdés y Eduardo Rozas. Por el lado de la congregación, asistieron también los hermanos Consejeros Generales Kenneth Charles McDonald y Óscar Martín, además del Provincial Saturnino Alonso, Vice-Provincial Patricio Pino Medina y el Encargado de Misión Ernesto Reyes.

En septiembre del año pasado, un reportaje de Canal 13 destapó las denuncias por abusos sexuales que el religioso español habría cometido desde los años 70′ en distintos colegios maristas de Chile. Luego, el reportaje de The Clinic El oscuro sótano de los maristas le dio voz a otras víctimas de Pérez, quienes lo denunciaron por abusos cometidos en campamentos scout y en el colegio Alonso de Ercilla.

El oscuro sótano de los Maristas – The Clinic Online

El escándalo que remece a la congregación marista suma sus primeros testimonios. Tras la primera denuncia dada a conocer en septiembre pasado, The Clinic recopiló testimonios que vincularían a nuevos hermanos, laicos y a sacerdotes de otras congregaciones en eventuales episodios de tocaciones, masturbación y sexo oral cometidos al interior de colegios maristas y paseos scout.