Tres mujeres, dentro de las cuales hay una religiosa, más dos sacerdotes serán los encargados de acoger a las víctimas de abusos de miembros del clero, según dispuso el arzobispo de Malta y enviado del papa, Charles Scicluna.

Los nombres de estas personas son Pilar Ramírez, actual coordinadora del Consejo nacional de prevención de abusos y acompañamiento a las víctimas; Josefina Martínez, psicóloga; la hermana Marcela Sáenz; y los sacerdotes, Larry Yévenes y David Albornoz.

La idea es que estas personas además puedan recoger los testimonios que el propio Scicluna no alcanzó a escuchar.

Según informa la iglesia, los restantes consejeros, es decir, el obispo Juan Ignacio González, y la abogada Ana María Celis, continuarán abocados a las labores propias del Consejo.

Para efectos de los testimonios se dispondrá de las oficinas del Consejo nacional de prevención (Echaurren 4 piso 6, Santiago), de las Obras Misionales Pontificias (Mons. Sótero Sanz 260, Providencia), y también se podrá evaluar un lugar distinto a petición de los interesados.

Además, está disponible la dirección electrónica escuchar2018@gmail.com y el teléfono celular +56 9 94 95 05 19.

“En el proceso de escucha, que será de carácter transitorio mientras sea necesario, se ofrecerá acogida y orientación a las personas respecto de las situaciones particulares que planteen. Asimismo, los consejeros estarán disponibles para acompañar y hacer seguimiento de estas situaciones, en el caso que sea pertinente”, dice el texto.