Con corbata negra y dedicándole unas palabras al inicio de la transmisión de la último día de mundial, el periodista Aldo Schiappacasse, se paró frente a la cámara un día después de la muerte de su padre.

“Él lo hubiera querido así”, dijo al inicio de la transmisión de la final entre Francia y Croacia, dejando en claro el duro golpe familiar.

El padre de Schiappacasse llegó a los 12 años a Chile, proveniente de Rapallo, en Génova, y formó una familia, con esposa y cuatro hijos.

“Hace dos semanas Aldo nos contó que su padre estaba grave, pero lo vimos tranquilo. Que ahora diga que va a comentar la final es una muestra del profesional que es. Será especial y estaremos acompañándolo todo lo que podamos”, explicó a La Cuarta Claudio Palma, su compañero de labores y relator del espacio deportivo de Canal 13.

Tras la emisión del último partido de Rusia 2018, el periodista irá a despedir a su padre.

“Voy a comentar porque él me enseñó lo importante que es el trabajo. Ese fue su legado. Lo veré de una forma distinta, pero por lo menos estamos tranquilos como familia”, le comentó el periodista a La Cuarta.