Conmoción total causó esta mañana la violación sufrida por una mujer de 38 años a manos de un grupo de menores de edad en el Parque Los Reyes de Santiago.

Por el hecho ocurrido entre Cueto con Balmaceda, Carabineros detuvo a dos menores de 13 y 16 años por flagrancia. Vale decir que la víctima se encontraba acompañada de un cercano en una banca del parque, instante exacto en que llegan los antisociales para intimidarlos con arma blanca.

En medio del delito, los sujetos obligan al hombre a retirarse del lugar y luego deciden llevarse a la mujer a otro sector para violarla.

Durante esos terribles segundos, el amigo de la víctima llama al 133 de Carabineros, permitiendo así que efectivos policiales consigan detener a dos de los menores del grupo.

La teniente y oficial de ronda de la Prefectura Central, Paulina Ardiles, señaló que “la persona que acompañaba a la mujer llamó al 133 de forma oportuna, lo que dio que Carabineros llegara al lugar al momento que ellos terminaron su delito y procedieron a la detención”.

Cabe decir que mientras la víctima fue llevada hasta un centro asistencial y el SML, el joven de 16 años fue formalizado por delito de robo calificado y violación, por lo que quedó con internación provisoria en un centro Sename.

En tanto, el menor de 13 años fue entregado a un adulto y pasó a tribunales de familia. De hecho, el vocero de la fiscalía, Roberto Alarcón, dijo a Radio Cooperativa que “en el caso del adolescente de 13 años es inimputable. Esto significa que el Ministerio Público, la Fiscalía, no puede proceder respecto de él. Es por ello que toda la acción criminal se desarrolla a partir de los imputados quienes cometen delitos sobre los 14 años”.

The Clinic contactó a la psicóloga y magister en Psicoterapia Integrativa y Diplomado en Psicología y Pisquiatría Forense, Texia Bejer, quien profundizó sobre este caso y en otros en general, que “habría que ver los antecedentes, si había droga involucrada, porque el abuso sexual o la violación no tienen que ver con sexo, tienen que ver con una ratificación del poder. El poder por control que se tiene de la situación”.

La también coordinadora del Centro de Atención Psicológica UST reflexionó que “en una sociedad donde la violencia diaria está siendo validada, los altos niveles de violencia empiezan a aparecer. En esta situación estaban asaltando a la pareja, quizás no se produjo el impacto que ellos habrían querido (en el robo), por lo tanto, aparece la violencia como una forma de manifestar que ellos tienen el poder y el control”.

En este sentido, Bejer sostiene que “si tú tienes a un menor de 12 o 13 años que usa la violación como una forma de poder, claramente esa persona ha estado sometida a ser violada, o sea, ha pasado por la experiencia. Igual es un niño que está dañado de alguna manera en su mundo psíquico, porque las conductas sexuales no son normales de los niños. No es una conducta normal en ningún niño, entonces, de alguna forma ese niño que hace eso ha sido sometido o abusado de alguna manera, o presenciado situaciones sexuales inadecuadas”.

Al ser consultada por cómo la víctima debe enfrentar una situación tan terrible como la acontecida, contestó que “el trauma de una violación es terrible. Es la situación absolutamente de control del otro sobre ti en todos los ámbitos, por lo tanto, el trauma es fuerte y hay que tratarlo como una situación traumática que requiere tratamiento especializado, formas de ver y trabajar y que se puede seguir la vida después, pero hay que trabajarlo. No hay que hacer como que no pasó”.

Agregó que “no hay que victimizar a la persona nuevamente, porque muchas veces cuando se judicializan estas cosas la víctima es revictimizada, el tener que contar la situación, exponerse frente a extraños, contar todo cómo fue, qué hizo, qué no hizo, se subió, se bajó. Eso es súper traumático también. Las víctimas de violación son personas que son retraumatizadas en el sistema judicial, y muchas de ellas dejan de ir por lo mismo. Hay que apoyar y necesitan el apoyo psicológico para que estén bien”.

En este punto explica que “es importante que la persona que pasa por este tipo de trauma se permita entender que es un trauma y que eso implica un dolor, que hay que trabajar y darse el tiempo de sanarlo, porque hacer como que no pasó, que es lo que la mayoría de la gente hace, es lo peor que se puede hacer”.

“Estas situaciones a todos nosotros tienen que abrirnos los ojos, que tenemos que empezar a tener buenas prácticas cotidianas. A mí me sorprende mucho que a veces voy en el Metro, por ejemplo, o en la micro, o manejando, y uno se da cuenta que las personas son poco amables, poco preocupadas por el otro. Yo creo que como sociedad nos tiene que preocupar qué ejemplo estamos dando a los niños, porque los niños andan violando mujeres y uno dice ‘pero cómo’, o sea, cómo un niño que no tendría por qué saber que eso existe, anda violando gente. Como sociedad tenemos que replantearnos por qué nuestros niños andan violando a otros”, sentenció.

Detienen a dos menores acusados de robar y violar a una mujer en Parque Los Reyes – The Clinic Online

Cuatro menores intimidaron con arma blanca a una pareja que se encontraba sentada en una banca de dicho parque, en la intersección de Cueto con calle Balmaceda. Los sujetos obligaron al hombre a irse del lugar para luego llevarse a la mujer a otro sector donde fue agredida sexualmente.