En la víspera y en el hemiciclo, la diputada RD, Maite Orsini, intervino desde su escaño a propósito de la discusión de la Reforma Constitucional que busca promover la igualdad de derechos de mujeres y hombres. Acá parte de la intervención.

“Sé que recordarán esa canción que bailábamos en la infancia y que cantaban los niños y las niñas, que decía: “Arroz con leche, me quiero casar con una señorita de Portugal, que sepa tejer, que sepa bordar, que sepa barrer, que sepa planchar”. Creo que llegó el momento de eliminar lo estereotipos, como la feminización de las labores domésticas o la maternidad obligatoria, para que los niños y las niñas comiencen a cantar la canción de una historia distinta. Y que, si vamos a hablar de Portugal, pensemos en su constitución cuando dice, cito: “La participación directa y activa, de hombres y mujeres en política, es un instrumento fundamental en la consolidación del sistema democrático”. Separar al patriarcado del Estado, estimados colegas y colegas, no es algo sencillo, sino algo urgente. Debemos modificar ya nuestro marco institucional. Es lo que nos corresponde desde acá, porque allá afuera, las estudiantes y las académicas ya están movilizadas contra el sexismo y la violencia machista en las universidades. Porque allá afuera, las temporeras se organizan para hacer frente a los abusos. Porque allá afuera, las actrices denuncian a los abusadores. Porque allá afuera, el Sindicato de Trabajadoras de Casa Particular dice basta de discriminaciones. Y debemos intentar, desde acá, estar a la altura de todas ellas. He dicho, presidente”.