Ni tonto ni perezoso, el Presidente Sebastián Piñera se subió al carro del lenguaje inclusivo con un comentario en medio de un gira por la región del Biobío.

“Me produce mucha emoción y mucha alegría volver a Lota y aprovecho de saludar al señor alcalde dueño de casa, al señor intendente, al señor ministro de Vivienda, a la señora y el señor senador, a los señores diputados y para estar a tono con los tiempos a todas, a todos y a todes, como se dice ahora”.

Tras proferir aquella frase, el Jefe de Estado afirmó que “la verdad es que a veces estiramos un poco las palabras, porque cuando uno habla de las personas estamos hablando de todos, aunque sea género femenino”.

Ya metido en su pauta, ajeno quizá a la realidad del lenguaje inclusivo, dijo que “vamos a construir un nuevo hospital en Lota y en uno días más vamos a dar a conocer el plan para mejorar la infraestructura hospitalaria del país”.