La ONU confirmó este miércoles que ha elegido a la expresidenta Michelle Bachelet como la próxima alta comisionada para los Derechos Humanos, una decisión que será ratificada este viernes por la Asamblea General.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, anunció la nominación de Bachelet a través de un comunicado, horas después de que ésta fuese adelantada por fuentes diplomáticas.

Guterres explicó que, tras consultar con los grupos regionales, informó este miércoles de su decisión a la Asamblea General.

Ese órgano, en el que se sientan los 193 Estados miembros, debe dar su visto bueno al nombramiento.

Para ello, el presidente de la Asamblea General, Miroslav Lajcak, convocó hoy una sesión plenaria para este viernes a las 10.00 hora de Nueva York (14.00 GMT), según una carta publicada por su oficina.

El proceso es tradicionalmente un mero trámite y es habitual que la propuesta del secretario general sea aceptada por aclamación, sin necesidad de un voto.

Bachelet será nombrada por un periodo de cuatro años, a partir del próximo 1 de septiembre.

La expresidenta chilena sustituirá en el cargo al jordano Zeid Ra’ad Al Hussein, que concluye este mes su mandato y que ya anunció el año pasado que no optaría a un segundo.

Bachelet, que terminó el pasado marzo su segundo periodo como presidenta de Chile, fue entre 2010 y 2013 la primera directora ejecutiva de ONU Mujeres.