Una tensa entrevista protagonizaron la periodista de CNN Chile, Mónica Rincón, y el presidente de RN, Mario Desbordes, todo esto mientras analizaban la salida de Mauricio Rojas del Ministerio de Cultura.

Pese a que admitió que era “necesaria” la salida de Rojas, el parlamentario defendió la idea de que “el Museo de la Memoria tiene un sesgo”.

En este punto Mónica Rincón le consultó si contextualizar vendría a significar lo mismo que justificar las violaciones a los derechos humanos.

“¿Cómo se salva ese que es un riesgo y que es una preocupación? Porque en muchas partes del mundo solamente se presenta el hecho y no requiere contexto porque nunca hay contexto que justifique. Ese es un riesgo que se puede correr y que muchos están en contra”, afirmó.

Ante la interrogante, Desbordes contestó que “en los museos que suelen citar mucho se habla de mucho antes del hecho mismo, el de Hiroshima, el del Holocausto… Ojo con eso, se cae en la tentación de decir ‘solo se presenta el hecho mismo’ y eso no es así. Ahora, ¿cómo se evita? Creo que al que se le ocurra la barbaridad, la brutalidad de creer que el contexto en la historia justifica las violaciones a los derechos humanos, no tiene cabida en este país, no tiene espacio”.

Agregó que “quizás lo que puede abrir como debate es eso y a lo mejor por eso algunos no quieren, es que hayan sectores políticos que nunca han hecho un mea culpa en este país, que han estado mudos, que llamaron a la violencia, a la vía armada y que después no tuvieron represalias directas respecto de ello y quienes lo siguieron tengan que dar explicaciones, y probablemente ese es un debate incómodo para ellos”.

Rincón interrumpió para consultar si “¿tener responsabilidad en el quiebre institucional implica tener responsabilidad en que hayan ocurrido las violaciones a los derechos humanos?”, a lo que el diputado contestó:

“Le acabo de decir que no, si ni siquiera en una guerra hay derecho a violar los derechos humanos, se lo he dicho cuatro veces”.

Recalcó que “sí tienen responsabilidad porque llevaron gente al matadero, hay gente que violó los derechos humanos de esas personas que ellos mismos tomaron de la mano y les dijeron en discursos públicos ‘salgan a usar las armas’ y después se lavaron las manos”.

“Es evidente que no hay ninguna justificación a la violación a los derechos humanos, pero también es evidente que hay responsabilidades de personas que incitaron al odio y que pasaron colados”, cerró.