Como ya es habitual, la periodista Mónica Rincón usó su espacio “Marca Registrada” hablar sobre temas contingentes. En esta oportunidad usó la vitrina para disparar en contra de Sebastián Dávalos y cuestionar la demanda que el hijo de Michelle Bachelet presentó en contra de Yerko Puchento.

“Dejemos por sentado que todo ciudadano tiene derecho a recurrir a tribunales, pero uno esperaría que se hiciera con seriedad”, señaló el rostro de CNN.

Además, cuestionó la cifra que pide el ex director sociocultural de La Moneda: “El monto parece absurdo: pide mil millones de pesos sólo por lucro cesante. O sea, Dávalos afirma que durante tres años dejó de ganar 28 millones mensuales. Una demanda así se comprendería si él fuera el Mago Valdivia y alguien va y lo lesiona a propósito, pero no se entiende con qué criterios se autoevalúa”.

Si bien la periodista aceptó que las rutinas de Alcaíno más de una vez han vulnerado la dignidad de una persona “no se puede evaluar igual un espacio de humor que como se juzgaría un reportaje de prensa”, expresó.

“Lo que se echa de menos es que él entienda que, aunque le creamos que fue a la oficina de Andrónico Luksic para sentarse y quedarse callado mirando mientras su esposa gestionaba un crédito por 6 mil millones de pesos, su sola presencia fue del todo inadecuada e impropia”, agregó.

Por último, Rincón alegó que “él seguía siendo el hijo de la candidata que con certeza sería electa presidenta. Haber hecho eso fue lo que lo puso en la situación en que está hoy. Y es su demanda lo que parece una broma de mal gusto”.

Revisa la editorial completa ACÁ.