El líder de Los Tres, Álvaro Henríquez concedió a Revista Sábado su primera entrevista tras ser sometido a un trasplante de hígado.

En dicha conversación, el músico les envió un claro mensaje a quienes aseguran que el trasplante se lo dieron rápidamente a él sólo por ser famoso.

En ese sentido, aclaró que “hay listas por gravedad, no es por orden de llegada, pero es tan clásico chileno decir Ah, te lo dieron a ti (el hígado) porque eres Álvaro Henríquez. Tenís la plata, pagaste, tienes a tu primo trabajando en la comisión. Esto no funciona así, tiene que pasar por una comisión”.

Añadió que su problema no pasó sólo por el consumo de alcohol, puesto que había “también un tema de pastillas para otros tratamientos, que eran muy fuertes para el hígado, entonces no fue un daño hepático provocado solamente por alcoholismo”.

Junto con aclarar que “me interné y me trasplanté el hígado para seguir viviendo, no para seguir tomando”, Henríquez apuntó que “el copete es un buen compañero, pero te mata. Entonces, no se puede confiar mucho en él. No es un amigo sincero”.