La alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, decidió cancelar a los 15 minutos un encendido concejo municipal de dicha comuna, todo esto tras la funa de un supuesto grupo de estudiantes que la criticó por gastar plata en peluches y no en su educación.

“Hay plata para peluches y no para estudiar”, “Cathy, Cathy, Maipú no renació. Hay plata para peluches y no para educación”, le gritaron los jóvenes, mientras la ex Core denunciaba que este grupo había sido llevado por el concejal comunista, Ariel Ramos.

En este sentido, Barriga lanzó: “concejal Ramos, no era necesario que trajera un grupo de personas de otra comuna. Eso no se ajusta a derecho y no representa el pensar de los vecinos”.

Tras acusar que el edil no la consideró, arremetió: “Concejal le estoy hablando, concejal Ramos (…) Esto es una falta de respeto ¿Concejal Ramos me está escuchando?”.

Luego de que, aparentemente Ramos no la tomara en cuenta, Barriga lo encaró y luego dio por cerrado el concejo municipal.

Tras el suceso, Ramos apuntó que “lamentamos profundamente el mal manejo del la presidenta del concejo en la sesión, quien decidió terminar la reunión sin consultar a los demás miembros. Los que pierden una vez más son los vecinos y vecinas de nuestro querido Maipú”.

La alcaldesa no se la dejó pasar y contestó que “los mismos concejales que siguen inventando cosas vinieron con niños completamente politizados. Tuve que suspenderla por el desorden que había acá”.

“Yo no voy a aceptar faltas de respeto de este tipo y menos manipulaciones de menores de edad para interrumpir un momento en el cual se ponen en tabla todos los programa y proyectos de la comuna”, cerró.