“Durante años he alegado que la justicia militar no debe ser la misma que juzgue a los militares. Bueno, eso mismo lo aplico a la Iglesia. Así como se formó una Comisión Rettig o Valech, (pido) que se haga una comisión y que el estado de Chile intervenga, porque la Iglesia jerárquica no tiene ninguna credibilidad y tiene a cargo parroquias y colegios”, sostuvo en exclusiva para The Clinic el cura Felipe Berríos.

Para el sacerdote jesuita, este emplazamiento busca conseguir justicia para las víctimas y una sociedad más sana. “También (lo hago) por los curas y monjas que no estamos metidos; me gustaría el estado de Chile intervenga la iglesia y que se vea qué fue realmente torpeza, qué fue encubrimiento, quiénes fueron los que abusaron, por cuánto tiempo, dónde y que se tomen las medidas y que nos de seguridad a todos”.

También señaló la urgencia de que los delitos de abuso sexual sean imprescriptibles “y que los que han sido prescritos que se puedan investigar”.

Para finalizar, Berríos afirmó, a propósito del silencio de Ezzati ante el fiscal Emiliano Arias en el marco de la investigación por encubrimiento en los eventuales abusos sexuales que investiga la fiscalía: “Que el cardenal Ezatti vaya a declarar y no declare, se contradice a él mismo y contradice lo que el Papa le ha pedido, o sea, yo creo que no entienden nada de lo que está pasando”.

Este es un adelanto de una entrevista que será publicada próximamente en The Clinic.