La diputada del Partido Humanista, Pamela Jiles, despedazó la última Encuesta CEP por no incluirla dentro de las figuras políticas que la gente debía evaluar de manera positiva o negativa.

En conversación con La Tercera, la parlamentaria calificó el sondeo como “una chacota” y afirmó que la elite siente “pánico” por lo que ella puede conseguir en las próximas elecciones.

En este sentido, Jiles disparó que la “CEP es la sigla de ‘Comando de Encuestas Piñeristas’. Los ‘bien evaluados’ del Frente Amplio son justo los que no podrán estar en la próxima presidencial, por edad u otras razones que ellos manejan”.

Añadió que estos resultados -que no la midieron – muestran “un penoso montaje estadístico para levantar a los que no representan peligro real alguno, que no les hacen ni cosquillas, y ningunear a los que tenemos posibilidades reales y medibles porque los ‘sinmonea’ (marginados por la élite) así lo proclaman”.

“Me mato de la risa con el pánico que sienten de incluirme en sus mediciones. Me refocilo de ser la pesadilla de la élite, porque la porfiada realidad demuestra que la única encuesta que vale son las elecciones directas donde la ciudadanía hizo su evaluación sobre mí, y la hizo a grito. Así que tarde o temprano tendrán que escuchar a mi Ejército de Nietos jajajajaja, qué penita”, sentenció.