(válido para sol y ascendente)

Por @miauastral

ARIES (Luis Miguel)

Urano finalmente salió de su signo en mayo y dejó de terremotearle la vida como si no hubiera mañana, cosa que ha pasado sin tregua desde 2011. ¿Sintió el calorcito y la sacudida en sus finanzas, en su autoestima, en las personas que lo rodean? Probablemente, sí. Saturno en Capricornio le está ordenando la zona del éxito profesional y reputación hasta el 2020, así que prepárese porque el hueveo no para. Urano volvió durante unos meses a cerrar cuentas con usted durante los últimos meses del 2018, pero recuerde: es solo para cerrar. Esos hueones que lo andan difamando no saben la calidad de artista que es usted y solo le quieren meter cachitos, porque el universo quiere probar si se hizo cargo de los pendientes con su propia identidad. Júpiter en Escorpión, en su casa de la psiquis y procesos internos, probablemente lo tuvo patas pa arriba, llorando en un rincón y con harta pena, pero Aries, no sea aweonao: Usted es guerrero, la princesa Xena. Lamerse las heridas hace bien y tiene que entenderlo.

En 2019 usted vivirá un cambio de mentalidad que lo sacará de lo establecido. Saturno en Capricornio le estará reconstruyendo con ganas una nueva imagen, ya que también esa área de su vida es el punto de limpieza kármica o nodo sur. Todo lo que usted creía que tenía que hacer, chao. Chao, conchetumare. Prepárese para cambiarse de casa y residencia emocional, porque todos estos cambios lo harán conectar con la sensación de que usted merece más, que a pesar de todos los momentos culiaos que ha vivido: es una persona nueva y que aprendió de todos los cagazos. Confíe, viaje, aprenda, salga de ese ego tan a la defensiva. Júpiter en Sagitario le puede traer excelentes sorpresas. Cuidado sí con los excesos de carrete, ayahuasca o creer en chamanes falsos. Neptuno en Piscis en su casa del subconsciente en cuadratura a Júpiter lo puede hacer conectar con sendo viaje astral y lo puede dejar pegao entre dos realidades. Pa qué, poh.

Número de la suerte: 666.

Canción: Estoy bien – Gianluca

TAURO (Cecilia Bolocco)

Tauro, decime qué se siente tener en casa a tu papá. Usted es duro. Es como palo. Lo ponen a martillar una pared y sigue hasta que no lo muevan del forao culiao que armó; no se da cuenta de que tiene que dejar de ir, que tiene que cambiar. Urano, el regente de Acuario, el planeta de los cambios inesperados y las revoluciones, entró a su signo a visitarlo por los próximos siete años y le va a hacer cuestionar esa visión. ¿Se le fue a la chucha la idea de sí mismo y lo que quiere? Demás que sí. Y va a seguir pasando. Júpiter, planeta de la expansión, entró a Sagitario en noviembre, en su casa de la transformación psicológica, los recursos compartidos, la vulnerabilidad. Prepárese para verse hasta los pelos del poto. Coherente cambio con las patadas en el hocico que ha tenido este 2018: Venus retrogradó en la parte de sus relaciones interpersonales con Júpiter ahí mismito. Mansa deconstrucción de esos celos tan, tan taurinos. De cuánto dar, de quiénes son los de fiar. ¿Terminó una relación importante? Ya no le servía.

Deje de pensar que la gente es suya, Tauro. Deje de pensar que fracasó en la vida solo porque lo movieron de lugar. Lo único que va a seguir perdiendo es tiempo, si no entiende que tiene que cambiar. Saturno está transitando por su casa de los valores, la mentalidad, viajes físicos y espirituales. Lo están obligando a ordenar las ideas de una forma diferente. No reniegue, Tauro, no sea weón. Deje de pensar en lo perdido y abrace lo nuevo que se viene bonito. Los eclipses le van a prender la ampolleta quiera o no, así que si yo fuera usted armaría un kit de emergencia con linterna, pilas, unos buenos bajones (sabemos que sin comida usted no vive), condones y unos cuantos pitos. Aprenda a fluir. Preocúpese de usted mismo en serio. Es un año hermoso para ir a terapia, para entender sus trancas y sus miedos. No recule. Saldrán cosas hermosas de ese proceso.

Número de la suerte: 101

Canción: Te boté – Nio Garcia, Casper Mágico, Bad Bunny, Darell, Ozuna, Nicky Jam

GÉMINIS (Donald Trump)

¿Cómo estuvo la pega el 2018? ¿La salud? ¿La pierna? Júpiter estuvo pasando por su casa de los procesos cotidianos, salud y trabajo hasta noviembre y, con un Venus retrógrado bien conchesumadre en esa misma área, lo más probable es que se haya dado cuenta de que se pasó un par de pueblos haciendo tanto. Que se haya enfermado o que haya tenido que priorizar. Yo sé, perri, yo sé que es difícil no irse al chancho haciendo cosas, carreteando, diciendo que sí a cosas sin pensar. Pero Neptuno está en su casa de la carrera, wachi, dese cuenta de que se puede estar disparando en las patas con tanta hueá. Saturno ha estado transitando por su casa de los procesos psicológicos y límites durante el año, preparándolo pa senda temporada de eclipses en esa zona y en la de su autoestima y autonomía económica. Probablemente se ha agarrado con harta gente por eso mismo y pucha, qué le vamos a hacer, cuando uno se pone en las colorás con lo que quiere, no todo resulta bien.

Tiene que dejar de hacerlas todas, geminianx culiax, entienda la hueá y no sea porfiadx. Ponga límites en sus relaciones. No puede ser amigue de todo el mundo. Este año Júpiter estará transitando por su casa de los vínculos con otros, lo que le puede traer caleta de propuestas de pega, de amistad, de pelarse. Pero ¿sabe qué? ese Júpiter estará en tensión a Neptuno, por lo que más de alguna propuesta no va a tener asidero. Si no las ve bien, va a pagarlas caro en vez de recibir hartas lucas y reconocimiento. Preocúpese de leer la letra chica de todo lo que le ofrezcan. Y déjese de tontear con ideales agilaos o Saturno se va a encargar bien clarito de decirle cuántos pares son tres moscas. Dios castiga pero no a palos, dicen por ahí.

Número de la suerte: 2020

Canción: Not Steady – Paloma Mami

CÁNCER (Daniel Jadue)

Oiga el año pa creativo que se sacó, Cáncer. Transformativo y productivo. Saturno está pasando por su área de relaciones interpersonales, enseñándole a tener cuidado con quién se relaciona, a cuidar las formas y a dónde dedicarle energía con los otros. Júpiter en Escorpión pasó por su casa de hijos, proyectos y creatividad, y junto a Venus retrógrado le hizo parir probablemente algo bacán, algo de lo que puede sentirse más que orgullosx.

Este 2019 va a ver los frutos de eso: Júpiter en la casa de lo mundano y la pega le va a dar un despegue maravilloso en sus proyectos y proyecciones. Ojo eso sí con querer hacerlas todas, porque Júpiter da caña, sobre todo en el signo que rige. Tenga cuidado con ponerse medio Antares de la Luz pa’ sus hueás, porque Neptuno en la casa de su mentalidad cuadrando a Júpiter puede llevarlo a un fiasco de proporciones creyéndose el mesías. Y usted mejor que nadie sabe cuánto puede llorar un Cáncer cuando se siente mal. No sea longi. Preocúpese de lo que el nodo norte en su signo le trae: cambios en su identidad. Va a cambiar más que la chucha en los próximos dos años y pa’ bien, pa’ mejor. Siéntase bien porque va por buen camino, pero no se confíe de todo solo porque tiró una talla que le cayó bien a medio Chile. Los eclipses no perdonan.

Número de la suerte: 24.500-03

Canción: Mi gente – J Balvin

LEO (Kike Morandé)

Leo, bebé, corazón, niñx de verano. ¿Cuántas cagás se ha mandado desde que los eclipses lo tuvieron de nodo norte? Bastantes, pero me imagino que ha aprendido de ellas. Afortunadamente ya se va toda esa energía y lo va a poner a pensar en cómo vivir de ahora en adelante. Se le viene un profundo descubrimiento espiritual, leoncitx queridx, que lo va a hacer dejar la forma que tenía de vivir. Saturno no le dará tregua reordenando su vida y con Urano transitando por su casa de la reputación y carrera, creo que va a dejar de importarle lo que la vista pública diga de usted. Es momento de sentarse y soltar el karma. ¿Por qué hace lo que hace? ¿Por qué usted es así? No quiero ser pájaro de mal agüero, pero esta no le va a salir gratis. Algo grande va a tener que soltar y es referente al ego y la fe, las cosas más grandes que usted. Quizás dejará de creer en Dios y abrazará a Buda. Quizás se lo lleven en cana y se vuelva evangélico. Quizás se enferme y vaya a tener una conexión profunda con el sentido de su ser.

Quizás quiera salir del clóset y dejar a su señora. Quizás finalmente deje de ser el conchesumadre egocéntricx que estamos acostumbrados a ver. No se resista, Leo. Esta vez no hay que liderar nada, solo conectar.

Júpiter transitará por su casa de hijos, romance, y proyectos creativos. En Sagitario, la constelación de la verdad y expansión del conocimiento, me tinca que se va a ir en la media volá. Una volá profunda, profundamente linda. Si se enamora en este período, va a ser de alguien sumamente distinto a usted. Alguien que le haga conectar con la fe en la vida. Si empieza proyectos, ojo con quién. Y cuidado con tanta indulgencia. Neptuno en su casa de los recursos compartidos e intimidad, cuadrando el party hard de su casa cinco, lo puede hacer tener el crecimiento más grande que ha visto en su vida o el fracaso más indecoroso que sus ojitos de fuego habrán visto. Cuidadito.

Preocúpese de lo que está adentro, no lo que está afuera esta vez. Este año es para sanar, para soltar, para pedir y pedirse perdón.

Número de la suerte: 210

Canción: El farsante (Remix) – Ozuna, Romeo Santos

VIRGO (Marlen Olivari)

Yo sé lo que dicen de usted, Virgo. Que es fome. Que es cuadradx. Que cae más mal que la glucosa que hay que tomar pa’ hacerse exámenes. Y eso le ha afectado: Neptuno pasando por su casa de las relaciones interpersonales puta que le ha hecho cagarla con quién se rodea. A mí me cae bien Neptuno, pero puta que es jodido en esa posición. ¿Empezó algún negocio este año? ¿Trató de comunicarse mejor? Júpiter en Escorpión le enseñó que tiene que cambiar la volá, el cómo hacer las hueás y Saturno le ha hecho ordenar las oportunidades. Yo sé que usted es más buenx que un yogur vegano, pero ojo con dar comentarios que nadie le pidió. Ojo con creer que ayudar o relacionarse es a través de la pura crítica. Conecte con Neptuno de buena forma, desde la compasión, el amor incondicional. No se enamore de cualquiera, vea en serio lo que quiere en sus relaciones, cuide a los que tiene alrededor y que le quieren de verdad. Usted no es material de los hueones. No necesita más mierda, ya tiene la suficiente.

Júpiter en Sagitario transitará todo el 2019 por su casa de la estabilidad, el hogar, desde dónde aborda las cosas emocionalmente. Es un buen año para creer que todo es posible. Abra la cabeza, Virgo, no sea la hormiguita productiva que siempre ha sido y salga de la zona de confort. Este año es para construir nuevas metas y dejar las antiguas. Salga y cuide a la tribu, que lo ayudará a entender qué es lo que quiere lograr en la vida en serio. Urano le promete nuevas ideas, ganas de perfeccionarse en lo que hace. Tiene todo a favor. No se culpe por querer dedicarse a lo que le gusta. A nadie le dijeron lo que hay que hacer.

Número de la suerte: 420

Canción: Perra del futuro – Tomasa del Real

LIBRA (Kenita Larraín)

Se la voy a decir sin anestesia: Felipe Camiroaga murió en 2011 y nadie más lo va a reemplazar. No es necesario andar dándoselas de rompecorazones ni andar rodeado, de cahuines amorosos. SQP ya fue y no todo hoyo es trinchera, no sea julero.

Usted cree que todo lo que diga y haga está bien, pero bebé: ¡NO! Neptuno pasando por su casa de la rutina y trabajo es un tremendo peligro. Autocuidado ante todo, por favor. No toda oportunidad es buena y tiene que tener el olfato suficiente para no cagarla. Ya basta, ya es suficiente con el manso cagazo de haber nacido bajo ese signo y ser tan indecisx, tan condescendiente. Suelte lo que cree que tiene que hacer pa complacer a los demás, para quedar bien. Hágale caso a Jorge González y deje de querer quedar bien con Dios y con el diablo. Es absolutamente innecesario. Urano transitando por su casa de procesos psicológicos e intimidad le van a enseñar harto de eso: los demás no son prioridad, solo usted. La armonía es adentro, no afuera. Así que deje de mentirse, porque harto cambio interno se le viene y tiene que estar preparadx.

Los eclipses, de todas formas, le harán conectar con un espacio de éxito, creando una nueva estabilidad. Pero de nuevo: Felipito ya murió, y no por nada Saturno en Capricornio está pasando por su zona de estabilidad emocional y hogar. El éxito de ahora en adelante no son las portadas ni comerse a lo que se cruce. Al contrario, es buscar un espacio donde expresar sea más cómodo. Donde no tenga que andar diciendo que sí a cosas que no quiera hacer. No tenga miedo a crear una nueva armonía, Libra, la liberación viene y será desde lo más profundo de su alma.

Número de la suerte: e

Canción: Marinos – Francisco Victoria

ESCORPIÓN (Lucho Jara)

¡Ay, guagua! Le ayudo a sentir. Este 2018, como diría Janin Day, se ensañó con usted, conchesumadre. Júpiter pasó por su signo, lo que para unos podría ser una bendición para conocerse más, pero entre nos, sabemos que usted tiene como 434983493 capas de emociones y se dedicó a analizar cada una de ellas, lo que podría no haber sido taaaan productivo como debería. Lo entiendo, querido Escorpión. Entiendo esa intensidad y la apapacho con todo mi ser. El universo se fue al porcino y le puso uno de los peores tránsitos entre octubre y noviembre: esa Venus retrogradando en su signo le hizo pico la identidad, los proyectos, todo lo que había avanzado. Lo puso en pausa y tuvo que ordenar todo de nuevo. Con Saturno en Capricornio pasando por su casa de la expresión y con Urano haciéndole bolsa la zona de relaciones interpersonales… ay, mi guagüita. Le pido perdón a nombre de todo el universo. Yo sé que ha sido un tiempo duro, pero le juro que ya pasó.

Júpiter pasó a su casa de la autoestima y la autonomía económica, así que de buenas a primeras le aseguro que le van a llegar unas buenas moneas, sobre todo en proyectos independientes. Este año es pa cachar que todo lo que se ensombreció el 2018 es pa pegarse una buena lustrá. Usted va a brillar el 2019, Escorpión. No tema. Deje de dudar de sus capacidades. Los eclipses en Cáncer le tocarán la zona de sus estudios superiores, valores y mentalidad. Todo lo que ha llorado y dudado de sí será para consolidar una manera de ver la vida en donde haya amor por sí mismx. Deje de sentirse tan responsable de todo, tan pesimista. Usted puede. Usted es lealtad eterna si se trabaja bien. Pero primero debe ser con usted mismo.

Número de la suerte: 11
Canción: Seres invisibles – Rubio

SAGITARIO (Sebastián Piñera)

Usted se cree la última chupá del mate, Sagitario, eso lo sabemos desde siempre. Pero con su regente pasando por ahí es probable que se engrupa aún más. Y, corazón de melón calameño, ¿usted cacha que se puede tener mucho de algo muy bueno? El 2019 no es pa’ comprarse arengas de Mel Gibson en Corazón Valiente. Este año puede salir muy mal, Sagitario, así que tenga cuidado con lo que va a decir y cómo va a actuar. Neptuno está pasando por su casa 4, su base soñadora de la vida, y estará cuadrando a Júpiter en la zona de su identidad. Si no cacha que todo nace de intenciones que a la larga no son pragmáticamente asibles, Saturno en su casa de la autoestima y autonomía económica le va a pegar la mansa patá en la raja y lo va a dejar en la peor de las ruinas: la de verse a sí mismo como un perdedor. Me imagino que eso es suficiente amenaza.

No sea hueón, Sagitario. Usted no se las sabe todas. Suelte lo que creía que era y vaya a terapia, entiéndase, piense en los demás. Tiene al nodo norte transitando por la casa de procesos psicológicos, así que ahí lo quiero ver: cambiando de piel, tratando de rearmarse. Aproveche y escuche a gente sabia. Conecte con el agüita que le están haciendo sentir. El amor es pa’ todos, no solo pa’ usted mismo. Urano transitando por su casa de las rutinas y el día a día le pedirá urgentemente un break o le volarán el hocico con una enfermedad grande o con una inestabilidad brígida en lo laboral. Éntrese.

Número de la suerte: 0
Canción: Ya no se trata de ti – Francisca Valenzuela

CAPRICORNIO (José Maza)

Este año ha sido como si lo hubieran metido a un campamento nazi, mi queridísima cabrita de agua. Saturno, regente de su signo, volvió a su casita para estar ahí hasta el 2020 y rearmarle la identidad. El crecimiento saturnino es lento pero seguro, y seguramente habrá visto resultados en muchos de los proyectos que se ha propuesto. Pero en 2019 le pedirán con ahínco dos cosas: conectar con sus miedos más grandes y abrirse a la posibilidad de soltar las trenzas. Deje de pensar en las mismas hueás de siempre, Capricornio, que no todo es pura pega ni todo tan serio. Hay algo más grande y mucho más sutil que usted no comprende, aunque su ego capricorniano le impida ver que no es un súper ser humano. Júpiter en su casa de la espiritualidad y lo que está debajo de la alfombra se lo hará ver de una. La cuadratura con Neptuno en Piscis le caerá como anillo al dedo para expresar estos cambios, pero no se vaya al chancho tampoco. Hable primero con usted, luego ande escribiendo declaraciones en internet sobre todo lo que cree y lo que ha cambiado en su mentalidad.

Lamento decírselo, porque sé que para usted es la última prioridad, pero el universo le está pidiendo relajo y amor. Tener al nodo norte en la casa de las relaciones interpersonales, y a Urano en la casa de los hijos, proyectos, amor y creatividad le están diciendo de una que lo van a emparejar o lo van a poner a hacer cosas que le gusten, no responsabilidades. Suelte el deber ser, Capricornio. No hay que trabajar tanto ni quedarse solo para sentir que hay seguridad. Esa ya la armó este año. El 2019 es definitivamente para soltar y pasarlo bien.

Número de la suerte: 420
Canción: Reggaeton – J Balvin

ACUARIO (Alberto Plaza)

Yo encuentro brígido que a usted le haya tocado ser nodo sur, Acuario de mi kokoro. Soltar lo que usted es debe ser lo más difícil que debe tocarle a un nativo de Urano. Pero, lamentablemente, el nodo norte estuvo en su opuesto, lo que lo debe haber hecho conectar con la peor parte de usted: el conchesumadre sin corazón. Déjese de andar creyéndose el prócer de los argumentos, bebé, porque usted, al igual que todos los mortales, no le ha ganado a nadie. Neptuno en su casa del autoestima puta que lo debe tener viviendo en la Luna, creyendo que es el elegido, el indicado para compartir un mensaje que, francamente, a nadie le importa. Júpiter en Sagitario en la zona de sus redes lo debe tener predicando la buena nueva de su gran ego por todos lados, pero perrite: cuidado con la ruina, que de los perkins es el reino de las funas. Y no por nada Capricornio es nodo sur ahora: junto con Saturno en su zona de los procesos más inconscientes le están pidiendo una sola cosita: váyase pa’ dentro, bien pa’ adentro, porque le van a revolver el gallinero con ganas.

Su vida va a cambiar harto este 2019: saldrán proyectos, nuevas pegas, se inscribirá en un gimnasio y le irá la raja; cambiará de alimentación, eligirá trabajar freelance. Todo motivado con el soltar esa sensación de que tiene que hacerse cargo de los cambios en el mundo. Acuario, su pega es asentar bases nuevas. Ya bastante ha tenido con tanto cambio siendo nodo sur. Urano en su casa del hogar y estabilidad le están pidiendo que revise desde dónde se funda para moverse. No escatime esfuerzos en comprender dónde está. Un retiro espiritual bien a la conchetumare no le haría nada mal.

Número de la suerte: 3,14
Canción: Boy, tú no haces bien – Princesa Alba

PISCIS (Jair Bolsonaro)

Tendamos a creer que Neptuno le está nublando aún más la idea de lo que usted cree que tiene que estar haciendo, Piscis querido. Cuidado con las trampas del ego, decimos quienes seguimos la senda de la espiritualidad. Usted es el signo más espiritual de todos y la cuadratura con Júpiter lo puede estar haciendo engrupirse muchísimo con lo que quiere lograr. Júpiter en Sagitario cuadrando a Neptuno en Piscis es como si el Negro Piñera y el Compadre Moncho se juntaran a carretear. Cuidado, querido Piscis, que la vida puede darle un giro terrible este año en sus metas y proyectos. Puede estar convocando por las razones equivocadas. Puede tener una capacidad muy grande de llamar la atención, pero ojo, que Saturno en Capricornio lo está mirando de cerca en su casa de grupos de personas, sueños y deseos. Puede ganarse unos cuantos buenos enemigos y dejar la cagá sin darse cuenta.

No se chispotee ese futuro, Piscis. Vuelva a la tierra, no sea aweonao. El nodo norte lo tiene en Cáncer, en la casa de proyectos creativos y amor. Lo están llamando a construir junto con otros, no preocuparse de metas egoístas. No se compre lo que le diga el ego, el espejo. Recuerde que usted es el signo de la conexión espiritual más grande, del amor incondicional. Ame a su tribu, ame lo que puede hacer con otros. Urano en Tauro en la casa de la mentalidad le estará enseñando de a poquito por dónde no va la cosa. Confíe en los cagazos que le traiga la vida, que no serán pocos este 2019.

Número de la suerte: 12012020
Canción: Tu pirata soy yo – Chayanne