Esta mañana el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp (MA), se refirió en ADN, con Mirna Schindler y Mauricio Hofmana, a la figura de Nicolás Maduro, ante la toma de posesión de un nuevo mandato por los próximos 6 años. También fue consultado por el frustrado homenaje a la Revolución Cubana. Para el edil la situación de Venezuela es crítica, pero no se puede obviar que en Chile y el resto de latinoamerica se violan los derechos humanos.

Ante la consulta de si Nicolás Maduro sería un peso para él y el Frente Amplio, Sharp respondió que no. “Todos los países tienen problemas, y ellos tienen una crisis profunda en lo político y económico”. Para el alcalde, el mandatario venezolano tiene una alta responsabilidad, así como la oposición la cual “ha demostrado los últimos 10 años bajas credenciales democráticas”. Agregó que así como el país sudamericano, también Estados Unidos tiene problemas en materia de derechos humanos al querer construir un muro que lo separe de México, y además en querer cobrárselo a los mexicanos. También apuntó a Brasil, señalando que “Bolsonaro, a quien en Chile algunos le encienden velas, acaba de anunciar que va a cerrar todas las radios comunitarias de Brasil”.

Por lo anterior afirmó que lo que sucede en otros países no tienen por qué ser temas de política nacional. Agregó que se siente representado por lo que señaló el presidente de México, Antonio Manuel Lopez Obrar, “que es el principio de autodeterminación de los pueblos. Son los propios pueblos de esos países los que tienen que resolver democráticamente la salida a sus conflictos”. 

El edil aprovechó de quejarse porque se estaría creando un debate ficticio en el que se señala al Frente Amplio de “inconsecuente” por “no respetar los derechos humanos y la democracia”. En la misma línea Sharp señaló que él como alcalde se relaciona con todos los sectores, “incluso algunos que tuvieron un rol muy decisivo como la Armada”.

Ante la insistencia de la periodista de que tomara una posición, Jorge Sharp le reiteró que en Venezuela sí existe una crisis profunda, y que no hay que pintar las cosas de manera distinta. Pero se recalcó “la excesiva necesidad de algunos actores políticos, particularmente de la derecha, de traerlos a la política nacional, ¿para qué, para imputar qué?”. En opinión del alcalde, existen organismos internacionales y mecanismos para abordar este tipo de conflictos políticos.

También se le consultó por los dichos de Claudia Mix, quien habría negado la situación humanitaria en Venezuela, según la periodista. La autoridad porteña respondió que, “sería un error decir que en Latinoamérica no se violan los derechos humanos, en Venezuela si hay efectivamente violaciones a los derechos humanos, como las hay en Brasil, como las hay a diario en México, Colombia y Argentina”. Y remató recordando que en Chile también se violan los derechos humano, poniendo como ejemplo el caso de Camilo Catrillanca y el conflicto que sostiene el estado con el pueblo mapuche.

Para el militante del Movimiento Autonomista (MA), esta discusión es importante para tomar posiciones sobre lo que es aceptable en una democracia y sobre los derechos humanos.

Homenaje a Cuba

Jorge Sharp aprovechó de aclarar que la conmemoración que se iba a realizar en el salón de honor de la municipalidad por los 60 año de la Revolución Cubana, fue una petición de 4 concejales y dos organizaciones sociales. Y que el espacio ha estado abierto a la comunidad y que se ha usado para encuentros con empresarios, universidades, fundaciones y presentaciones de libros.

Respecto de la polémica, el alcalde reclamó porque “se creó toda una batahola en medio de la crisis del gobierno en materia de Carabineros, el conflicto chileno-mapuche y el Ministerio del Interior. En la misma línea señaló que, “no sé si como una forma de cortina de humo o para desviar la atención, pero un acto que no tiene ninguna trascendencia sobre la política nacional se convirtió en un debate odioso y lleno de descalificaciones”.

Añadió además que “se generó un clima que motivó a algún deschavetado llamara para decir que había un aviso de bomba”. Y recalcó que “ese clima no lo genera la alcaldía, ni el Frente Amplio. Lo genera un sector afiebrado de la política chilena por generar una falsa polarización en Chile y no entorno a los temas que le importan a la gente”.