Nuevos denunciantes: Músicos del Festival de Viña contra Horacio Saavedra

THE CLINIC
Los músicos que han trabajado en el Festival de Viña con Horacio Saavedra se le están tirando encima con todo. A una carta recibida por la SCD -donde el director de orquesta es consejero- haciendo denuncias en su contra (que ya publicamos), ahora se suman nuevos denunciantes que hablan de malos tratos y chanchadas de plata de parte de Saavedra.

El saxofonista Marco Aldana trabajó más de 20 años con Saavedra -en el festival, Viva el Lunes, Noche de Ronda y otros- y lleva años denunciándolo. En 2006 habló en off con SQP al respecto, pero salió pillado y se quedó sin pega. Hoy hace clases en universidades, en la Escuela Moderna de Música y en su propia academia y desde allí, respalda al músico Andrés Perez, quien envió la carta a la SCD, y dispara:

-Está Dios, los ángeles y después Saavedra con los productores de televisión. Él habla con los productores directamente, porque está cerca de ellos y se preocupa de hacer saber que sin él no hay músicos en Chile. Nadie tenía acceso a conversar con ellos sobre qué pasaba contractualmente porque eso significaba un despido. Saavedra cobraba por nosotros y nos trataba como freelance, siempre boleteando, a pesar de que eso era ilegal. Para trabajar en el Festival de Viña teníamos que tener al menos 250 mil pesos para alojar y comer. Siempre se le pidió viático y él se negaba, diciendo que no había plata. El festival empezó a tener programas satélites y nosotros teníamos que tocar en ellos por la misma plata. Si alguien no aceptaba, perdía su trabajo y no sólo en el festival, sino en todo el año. Después se averiguó que sí había plata, que todo esto se pagaba, con viático, movilización y todo, pero nosotros no recibíamos nada. Por un problema que tuvo él con el fisco no pudo dar las boletas y fueron los músicos los que tuvieron que ir a recibir su sueldo. Entonces se enteraron que Horacio por ellos cobraba cerca de un millón ochocientos mil pesos y él recortaba y les pagaba con suerte un millón dos. Yo me atrevería a decir que esa política la tuvo siempre y en todos los programas, es un modus operandi.

Estas denuncias ya están teniendo eco. En Facebook existe un grupo llamado “Horacio Saavedra fuera del Consejo de Musicos de la SCD!”, que ya suma 1.280 miembros. “El veneno viene en frasco chico”, “Pelao careraja! erí una vergüenza!” y “Tannnnnntos años que se sabe esto. Entre la cobardía, el hambre y la mediocridad, hubo muchos ‘cómplices-víctimas’ de este señor”, son algunos de los comentarios que allí se leen.

Para finalizar, sobre la calidad profesional de Saavedra, Marco Aldana dice: “En el Festival de Viña no hay ningún arreglo hecho por él. Todo lo que suena es falso, está grabado en un minidisc. Yo podría haber ido a varios festivales sin mi instrumento”.

Hasta el cierre de esta edición, The Clinic trató de comunicarse tanto con Saavedra como con la SCD, pero no recibimos respuesta.

Comentarios