El dirigente del Comité Ñuble Región, Luis Bustamante, escribió a Piñera una carta llena de antecedentes técnicos, solicitando la instalación de un “liceo de excelencia” en Chillán Viejo. La respuesta oficial: “Queremos compartir con usted lo que dijo nuestro Presidente, ‘no hay nada más difícil que abandonar un sueño, es por esto que no debemos abandonar el sueño de construir un Patria libre, grande y justa porque se lo a debemos nuestros hijos’”.

Según informa el periódico La Discusión, en Chillán Viejo el vecino Luis Bustamante Lagos quedó “perplejo y pidiendo explicaciones como el mítico personaje de historietas Condorito”. Todo porque Bustamante, cobrándole al presidente Sebastián Piñera un anuncio realizado en la cuenta anual del 21 de mayo, decidió escribirle una carta pidiendo que se instale en su comuna un “liceo de excelencia” destinado a los más desposeídos.

En su mensaje enviado a La Moneda el vecino, que también es director del Comité Ñuble Región, reflexionaba: “sería un hermoso gesto para honrar una vez más la memoria del insigne patriota hijo de esta tierra don Bernardo O’Higgins Riquelme, que no solamente nos legó la libertad de nuestra nación, sino que sigue siendo ejemplo vivo de altruismo y amor para la patria”. Y a reglón seguido anexaba toda una serie de antecedentes y argumentos que abalaban su petición.

“Esperaba una respuesta con datos concretos, relacionada directamente con mi propuesta, pero me encuentro con que aparentemente ni leyeron mi carta”, comentó Bustamante a los periodistas de La Discusión. La respuesta de la Presidencia lo dejó boquiabierto: “Queremos compartir con usted lo que dijo nuestro Presidente, ‘no hay nada más difícil que abandonar un sueño, es por esto que no debemos abandonar el sueño de construir un Patria libre, grande y justa porque se lo debemos a nuestros hijos’”. Bustamente, luego de leer esta respuesta tipo, consistente en una especie de poema o máxima de autoayuda, no pudo menos que tomárselo con humor. “Miré la carta y me reí. Iba a responderles, pero finalmente dije para qué, si quizás ni la leerían”, remata el cívico ciudadano Bustamante.