Ganas de comentarlo, pequeña satisfacción chovinista o bien fingido desdén; algo produce ver aparecer, en la más remota de las alusiones, a Chile en un buen libro. Penoso, porque la mayoría de las veces Chile aparece como sinécdoque de “el último lugar del mundo”, o, peor, de “cualquier lugar del mundo”. Igual no más, acá va una humilde pero honrosa decena de tales apariciones, que omite por inmeritorias las alusiones en la literatura hispanoamericana y las muy conocidas, cual es el caso de la novelita de Joseph Conrad “Gaspar Ruiz”.

He olvidado las razones que me hicieron escoger, a los doce años, Tierra del Fuego para instalar allí W: los fascistas de Pinochet se han encargado de dotar a mi fantasma de un último eco: hoy día varios islotes de Tierra del fFuego son campos de deportados.

GEORGES PEREC
“W o el recuerdo de la infancia”
+++

Habría que expulsar de la comunidad a semejante cretino. A Siberia o a Tierra del Fuego con quienes de tal modo ultrajan y arruinan la belleza.
ROBERT WALSER,
“El paseo”

+++

¡Chile! Era como si aquella república de estupendo litoral, aunque de estrechas dimensiones, en donde todos los pensamientos iban a converger en el Cabo de Hornos o en la región de los nitratos, hubiera ejercido cierta influencia atenuante en la mente de su padre. Porque, ¿sobre qué cavilaba en concreto su padre durante toda esa época, más aislado espiritualmente en la tierra de Bernardo O´Higgins de lo que otrora lo estuviera Robinson Crusoe a solo unos cientos de kilómetros de las mismas costas?
MALCOLM LOWRY
“Bajo el volcán”

+++

Érase en tiempos un viejo en Chile
Cuya conducta fue estúpida y penosa;
Sentado en las escaleras
Comió manzanas y peras
Este imprudente viejo de Chile.
EDWARD LEAR
“Limmericks”

+++
Alexander estaba otra vez obsesionado por una de las ideas de su vida, quería pedir al Presidente de Chile que liberase a todos los presos políticos de Chile, de esa dictadura la más atroz de todas. No le molestó que le dijera que no tendría ningún éxito en su petición.
THOMAS BERNHARD
“Extinción”

+++

Contemplo los buques… algunos doblan el Cabo de Hornos. Esperan en Liverpool, Nápoles, Hamburgo. ¡Esperan en Valparaíso!
WALT WHITMAN
“Hojas de hierba”

+++

En Santiago, capital del reino de Chile, en el momento del gran temblor de tierra de 1647, en el que perecieron muchos miles de personas… desbordado el río Mapocho… Allí había un montón de muertos, allí gemía todavía una voz entre las ruinas, allí gritaba la gente desde los tejados en llamas.
HEINRICH VON KLEIST
“El terremoto de Chile”

+++

-Estoy haciendo el servicio.
-¿Tienes que hacerlo?
-Todo el mundo, durante un año.
-Podría ser peor –dije-. No hay ninguna guerra.
-Una guerra no, pero un problema sí, con Chile, por el canal de Beagle. ¡Tenía que ser este año! Es un mal año para hacer el servicio. Podría tener que luchar.
-Ya veo. ¿No quieres luchar contra los chilenos?
-No quiero luchar contra nadie…
-¿Qué clase de ejército tiene Chile?
-No es muy bueno, no es muy grande. Pero la armada es poderosa. Tienes buques, barcos, cañones, de todo. No me preocupa el ejercito, lo que me asusta es la armada chilena.
PAUL THEROUX
“El viejo expreso de la Patagonia”

+++

…Personajes como Bautista Díaz Low, domador de caballos y anarquista al que conocí cerca de Puerto Natales en el sur de Chile y quien, con sus propias manos, se había hecho una estancia en medio del húmedo bosque.
BRUCE CHATWIN
“¿Qué hago yo aquí?”

+++

El Vigilant dejó Valparaíso el 25 de marzo, y el 2 de abril fue alejado considerablemente de su curso, en dirección sur, por excepcionales tormentas y enormes olas.
H.P. LOVECRAFT
“La llamada de Cthulhu”