• Fracasa cruzada aria contra la mala presentación del funcionario público mestizo.

  • Antes ya mordió el polvo el intendente de Coquimbo, Sergio Gahona, por intentar tratar a los funcionarios públicos del gobierno regional como niños interdictos. Sin tomar nota del incidente y su accidentado final, ahora es la directora nacional de Sernatur, Jacqueline Plass Wähling (en la foto), quien, decidida, ordenó por decreto borrar cualquier signo de identidad personal entre los trabajadores del Estado que -por las cosas del destino- están bajo su jefatura.

    Los reglamentos de disciplina y presentación personal de colegio pasan a confirmarse como la gran inspiración de los altos directivos del gobierno esta temporada. Nada que hacer. Entre las principales lecturas de filosofía política de las nuevas autoridades parecen haber estado esas viejas circulares escolares. En el caso de Plass Wähling, los reglamentos del Colegio Alemán de Frutillar y el Instituto Alemán de Osorno, en los que esta mujer, vivida y con mucha calle, pasó sus días hasta que entró a estudiar pedagogía (de vuelta a los reglamentos escolares) en la Pontificia Universidad Católica de Chile. ¡Disciplina über alles!

    Tras filtrarse la circular, Plass Wähling se convirtió en materia de escarnio nacional, por lo que, mediante comunicado de prensa, anunció que reculaba de su iniciativa contra la barbarie del desarreglado oficinista mestizo. Ahora, según nuevas filtraciones, Plass estaría siendo consolada por sus amigos, que le recuerdan que el país está lleno de resentidos y que muy difícil enrielar a la indiada. Vaya nuestra solidaridad para con ella, en este momento de suprema incomprensión por parte de la chusma.
    ____
    Foto: Sernatur (no pudimos encontrar una de la directora nacional con el uniforme institucional obligatorio).