Es la hora de callar… les pediría que no se alarmen y pretendan a través de estas agresiones hegemonizar de nuevo el poder en la Octava Región