Girardi dice que Mañalich falta a la verdad por oponerse a la “ley Súper 8”

A punto de votarse en el congreso la ley que prohíbe la venta de comida chatarra dentro de los colegios y sus alrededores, el presidente del Senado, Guido Girardi, acusó al ministro de Salud de hablar sólo después de la pataleta de las empresas. “Laautoridad de gobierno tiene que defender la lucha contra la obesidad”, dijo.

“Es sorprendente. Primera vez que escucho que un ministerio de Salud esté en contra del proyecto, dado que en la comisión de Salud cuando (yo) era presidente lo respaldó. Es más; ha sido aprobado unánimemente en el Senado en el gobierno de Piñera sin que jamás el ministro de Salud haya dicho que tiene una observación del proyecto”, dijo un enfurecido Girardi hoy en la mañana en radio Agricultura.

El ahora mandamás del Senado dijo que el Minsal está faltando a la verdad, revelando que el ministro Mañalich no había dicho nada hasta cuando la Sofofa habló en contra de la ley que prohibiría la venta de comida rica en grasas saturadas. “ No puede ser que venga la pataleta de las empresas, la presión y se dé una vuelta en el aire y aparezca ahora diciendo lo que nunca ha dicho. La autoridad de gobierno tiene que defender la lucha contra la obesidad. El país debiera ponerle lupa a esta votación de hoy en el Senado”, dijo

Todo esto, a raíz de que el Ministerio de Salud comunicó ayer no estar satisfecho -valga la redundancia- con las modificaciones a la ley introducidas en la comisión de Salud.

“Absurda e inaplicable”

Por su parte, el titular de Salud, Jaime Mañalich, aseguró en Radio Cooperativa que la ley era “absurda y completamente inaplicable” porque “una ley que prohíbe que un alimento como un Súper 8 sea vendido en un colegio o una universidad es completamente ridículo”.

Los dardos del curvilíneo secretario de Estado apuntan además de no dejar de vender mankekes y “media hora” en el recreo a otros detalles de la ley como ofrecer regalos a los niños junto a los alimentos, algo en lo que sin embargo coincide con el senador PPD.

“Otro aspecto que es hiperregulatorio, por otro lado se le dice que aquellas madres que no han podido seguir adelante con la lactancia materna, cuando vuelve al trabajo, esta ley prohíbe informar a las madres cuál es la mejor leche maternizada a la cual pueden optar”, dijo.

Finalmente el ex director de la Clínica Las Condes explicó que otros elementos como la sal y grasas también debían estar muy bien rotulados, además de los contenidos que puedan provocar alergias u otro tipo de contraindicaciones.

The Clinic Newsletter
Comentarios