La organización ecologista internacional Greenpeace botó hoy su nuevo buque insignia, el “Rainbow Warrior III”, en el puerto alemán de Berne, cerca de Bremen, en las costas del mar del Norte.

Con un presupuesto de 23 millones de euros, el nuevo “Guerrero del Arco Iris” cuenta con las tecnologías mas avanzadas de la navegación en materia de medio ambiente y está siendo construido en los astilleros Fassmer, que asumieron el proyecto en julio de 2009 y esperan rematarlo este otoño.

El nuevo buque insignia de Greenpeace es un velero de 58 metros de eslora con dos mástiles dobles con forma de A que parten de ambos lados de la cubierta y se unen en su vértice para permitir desplegar hasta 1.300 metros cuadrados de velamen.

“Hemos querido demostrar que los estándares ecológicos son aplicables a la construcción naval”, dijo Patric Salize, portavoz de Greenpeace, con motivo de la botadura de la nave, que lleva un moderno motor de gasoil dotado de catalizador para reducir las emisiones contaminantes.

Tras subrayar que el “Rainbow Warrior III” se desplazará fundamentalmente gracias a la fuerza del viento, Salize comentó que la nave dispone también de un pequeño motor eléctrico para realizar maniobras y cortos recorridos.

Los ingenieros responsables del diseño del buque han evitado además el uso de cualquier tipo de plásticos y de maderas tropicales para utilizar exclusivamente maderas de origen europeo procedentes de bosques de explotación ecológica.

La nueva nave de Greenpeace cuenta en su popa con una gran plataforma para transportar un helicóptero, así como capacidad para 32 marineros, el doble de la que tiene el “Rainbow Warrior II”, en activo desde finales de la década de los años 80 del siglo pasado.

Tras tocar por primera vez el agua, el nuevo buque de la organización ecologista fundada en 1971 será acondicionado en su interior para seguidamente iniciar las primeras pruebas que se desarrollarán durante los próximos meses.

El “Rainbow Warrior III” despliega su velamen apretando un botón, tiene una planta ecológica de potabilización de agua marina y un sistema de depuración para sus residuos orgánicos y una instalación de reciclado para el resto de las basuras que produzca.