Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

6 de Septiembre de 2011

Rescate sigue adelante pese a no encontrar restos de las víctimas

Cero avances. Así podrían resumirse las operaciones de rescate del lunes en el archipiélago Juan Fernández, toda vez que las condiciones climáticas impidieron que los miembros de la armada y los pescadores de la zona encontraran restos mortales de las víctimas del accidente aéreo del viernes. Al menos así lo dio a conocer anoche el […]

Por

Cero avances. Así podrían resumirse las operaciones de rescate del lunes en el archipiélago Juan Fernández, toda vez que las condiciones climáticas impidieron que los miembros de la armada y los pescadores de la zona encontraran restos mortales de las víctimas del accidente aéreo del viernes.

Al menos así lo dio a conocer anoche el ministro de Defensa, Andrés Allamand, que al mismo tiempo ratificó la hipótesis de que el avión CASA 212 de la FACh se habría desintegrado en el mar tras intentar aterrizar en el aeródromo del archipiélago Juan Fernández.

“No tenemos hoy día restos mortales, simplemente no aparecieron a diferencia de ayer (domingo)”, sostuvo el secretario de Estado, agregando que sólo se encontraron “restos fragmentados dispersos en una zona particularmente extensa, lo que nos permite hasta ahora confirmar lo que señalábamos ayer, que a esta altura del evento, lo más probable es que la fuerza del impacto haya desintegrado el avión”.

El titular de la cartera de Defensa detalló que en la zona de Playa Larga se identificaron restos de fuselaje del avión y otros materiales que son difíciles de comprobar. Será en esta misma zona, de dificultoso acceso terrestre y marítimo, que comandos de la Fuerza Aérea acamparán, para a primeras horas de este martes descender en búsqueda de restos.

Este balance suena aún más desalentador cuando sale de la boca de Marcelo Rossi, el presidente del sindicato de pescadores y uno de los más activos rescatistas civiles en el proceso de búsqueda.

Una vez superado el impacto del accidente y la muerte de las 21 personas que viajaban al archipiélago para inaugurar obras de la reconstrucción, las dudas sobre el operativo de rescate comenzaron a salir a flote. Pero da igual. Al menos bajo la teoría de Rossi, quien cree que una, dos, tres horas o cinco días habrían dado lo mismo en términos de sobrevivientes: los estragos del impacto en los restos del avión encontrados hacen creer que igual habría dado si el Arcangel, el bote de la Armada que zarpó el sábado pasadas las tres de la mañana hacia la zona donde se suponía había sido el accidente lo hubiera hecho más temprano.

El golpe fue fatal y de eso el pescador Patricio Báez no tiene dudas.

“El sábado encontramos una bota negra de mujer y partes del fuselaje del avión”, dice como si esas pertenecias fueran de alguien muy cercano, de un amigo, de un pariente. Y en cierta forma lo es. Felipe Cubillos se hizo célebre en la isla por su participación en la reconstrucción tras el tsunami del 2010 y Felipe Camiroaga era un amigo de la casa para los isleños.

Por eso, los grupos de pescadores que salen todos los días desde el puerto de la isla desde el sábado están desesperados por dar con los cuerpos de las víctimas y poder cerrar el capítulo. Guardar el luto.

Ayer, el plan era acercarse a las más de 20 cavernas que hay en la zona del accidente. Sin embargo, el mar estaba intratable y los seis barcos con más de 30 pescadores tuvieron que deshacer el camino y volver a sus casas mascullado la derrota y con la esperanza de que hoy tendrán más suerte.

“Al momento la armada nos esta apoyando con combustible. Y es lo único que solicitamos. El tiempo es gratuito, nuestro es aporte”, dice Rossi, confirmando su compromiso y el de sus colegas pescadores con las operaciones de rescate.

Baeza, por su parte, tiene aún una llamita de esperanza encendida. “Una psíquica dice que hay tres cuerpos, ayer (domingo) decían que uno estaba herido, pero fue imposible llegar”, dice resignado pero promete que hoy se hará a la mar con Myriam, el barco con el que el 1 de octubre volverá a su rutina como pescador de langostas que con la voz entre cortada resume: “La isla está de luto”.

Más de una semana

El ministro manifestó que los plazos de búsqueda deberían extenderse según el curso protocolar que se establece para estos casos, es decir, entre 7 a 10 días. Hasta el momento, la autoridad indicó que se han llevado a cabo tres días completos de rastreo.

“Esa es nuestra determinación. Lo hemos conversado con el general (Jorge) Rojas (comandante en jefe de la FACh) y el almirante (Francisco) García-Huidobro. Mientras tanto vamos a continuar realizando los esfuerzos sobre la base de los medios que tenemos”, explicó el secretario de Estado.

Durante la jornada del lunes se desplegó un rastreo entre las zonas de Punta O’Higgins y la isla Santa Clara. El buque Galvarino realizó tareas de sondaje, y también se descendió uno de los robots que están operando.

Específicamente, se barrió Punta Trueno y Bahía Chupones, para posteriormente continuar hacia Bahía Villagra. En dichas zonas se desplegó una fuerza combinada de comandos de la Fuerza Aérea y de buzos tácticos de la Armada, quienes entre el borde de la costa y los 50 metros, barrieron visualmente y con sonares. Además, el buque madre submarino Merino realizó tareas de sondaje, desde los 50 a los 100 metros.

Por otra parte, el comandante en jefe de la FACh, general Jorge Rojas, sostuvo que el aeródromo del archipiélago no amerita tener una torre de control, ya que “tiene una muy baja frecuencia de vuelos y sólo pueden volar aviones muy pequeños. Éste es un aeródromo que opera solamente en condiciones visuales, no en cualquier condición de tiempo ni de noche”, explicó.

La misa a la que asistió Piñera

Por mientras, con la presencia del Presidente Sebastián Piñera, y de su esposa, Cecilia Morel, se realizó desde las 19:00 horas de ayer, una misa en la Catedral Metropolitana, en memoria de las 21 víctimas.

El oficio religioso fue presidido por el arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, y asistieron familiares y compañeros de trabajo de las víctimas, ministros de Estado y personal de la Fuerza Aérea de Chile.Asistieron también ejecutivos y personal de Televisión Nacional de Chile.

Muestras de sangre a los familiares

Entre tanto, el Servicio Médico legal (SML) concluyó la jornada con 31 muestras sanguíneas tomadas a familiares de 16 víctimas de la tragedia aérea de Juan Fernández.

Con esto, el organismo espera conformar un banco genético que permita realizar identificaciones por medio de ADN. Junto con ello, el servicio detalló que se llenaron fichas antropomórficas con toda la información ante mortem de las personas fallecidas aportadas por sus respectivos parientes.
.

Notas relacionadas