El ex líder de Gondwana, Quique Neira, queda otra vez en la polémica, tras ser formalizado por las amenazas que profirió a dos hermanos que iban en un auto que provocó un rayón en el THCmóvil del artista, según informa La Tercera.

La Fiscalía dice que que Neira iba muy, muy muy tranquilo manejando su camioneta por las calles de La Florida cuando otro auto conducido por una mujer lo pasó a llevar y le dejó unas rayaduras en el vehículo.

Tras el incidente, el también vocalista de Bambú se bajó y comenzó a patear al otro vehículo además de amenazar a las personas que iban dentro.

Ante lo brígido que se puso Neira, los hijos de la conductora salieron del auto y se agarraron a chuchadas con el intérprete de Verde, amarillo y rojo.

Los tres implicados en la trifulca fueron detenidos por los señores de verde pasando la noche en la subcomisaría Silva Pizarro y hoy pasarían a control de detención.