De tal palo tal astilla. Tras visitar los estudios de de FM Rock & Pop, en el programa “Nadie para uno”, Benito (18), hijo de Gustavo Cerati, dio detalles de su relación con la música.

“No puedo parar de componer. Agarro la computadora y a las tres horas tengo compuestos cinco temas. Y soy muy puntilloso. Me impresiono a mí mismo”, señaló el joven que en algún momento pensó en dedicarse a la arqueología, pero la música le ganó.

Benito se refirió a la relación con su padre cuando recordó cuál fue su primer instrumento. “Mi primer instrumento fue una maquinita que me regaló mi papá; era un Reason. Mi papá me lo dio y me dijo “mira esto”. Y ahí empecé a experimentar”, contó.

El joven músico habló además de su flamante proyecto solista: Blank Tiger. “Es como un pop pegadizo pero a la vez es medio deforme. No tiene un género apropiado El disco se siente…” (sin título, lo está terminando de grabar).

Las declaraciones se produjeron en el marco de la visita de la banda Enero Será Mío, fundada por la cantante Sol Fernández, en la que Benito se encarga de los arreglos y programación.