Cienciología enfrenta desastre publicitario debido al divorcio de Tom Cruise



Fuente: Terra
La Cienciología guarda su usual silencio sobre el sorpresivo divorcio de Katie Holmes y Tom Cruise, su miembro más preciado, pero el escándalo enfrenta a esta iglesia a un desastre publicitario que revive cuestionamientos sobre este culto hermético y ávido de estrellas.

“Es una situación de relaciones públicas terrible para la iglesia”, señaló Karen Pressley, exdirectora del Centro de Reclutamiento de Celebridades en Hollywood, una división de la iglesia a la que los angelinos están habituados, pero cuya existencia hace arquear las cejas a los turistas.

La organización, explicó la publicista, que vive en Atlanta desde que “escapó” en 1997 tras 16 años dentro de la iglesia de la Cienciología, tiene una agresiva política de reclutamiento internacional de estrellas para promover su imagen.

Otras celebridades que recorren el Puente a la Iluminación para liberar a su alma extraterrestre son John Travolta, el músico Beck y las actrices Juliette Lewis y Mimi Rogers, primera esposa de Cruise y autora de su reclutamiento.

Cruise “les dice a los medios que los cienciólogos son los únicos que pueden ayudar a la gente en sus problemas, que tienen respuestas para todo”, agregó Pressley.

“¿Pero qué dice esto sobre su habilidad para aplicar la Cienciología a sus relaciones?”, se preguntó. “Esta situación muestra que la Cienciología no funciona”, lo que crea un grave problema de reputación para una iglesia que tiene en el actor de Misión Imposible a su más mediático exponente.

En un texto enviado por el abogado de la iglesia, Gary Soter, la organización “declina responder a las opiniones auto publicitarias de esta anticiencióloga, que no tiene conocimiento personal de los hechos y está buscando explotar un asunto familiar”. La iglesia además se niega a hacer comentarios sobre el caso Cruise-Holmes.

Pero el abogado del actor, de 50 años, envió una carta a American Media, editora de la revista de farándula “National Enquirer”, amenazando con una demanda por publicar mentiras “repugnantes y morbosas” sobre su cliente, informó “The Hollywood Reporter”.

La portada de la última edición de “National Enquirer” titula “¡La casa de los horrores de Tom!” y relata la supuesta vida de privaciones y abusos a los que Cruise sometió a su esposa y su hija.

Su publicación “causará cientos de millones de dólares en daños profesionales y personales”, escribió el abogado Bert Fields, “por los cuales haremos que American Media (…) se haga severamente responsable”. La carta culmina con una amenaza de demanda si el medio no se retracta.

The Clinic Newsletter
Comentarios