Catorce nuevos casos se suman a los restos de víctimas del régimen militar que fueron identificadas en forma errónea y entregados a sus familiares por el Servicio Médico Legal, entre 1996 y 2002.

La información la entregó el ministro en visita a cargo de estas diligencias, Alejandro Solis, en conjunto con el director del organismo forense, el doctor Patricio Bustos.

Se confirmó que a la fecha se han logrado identificar correctamente a 51 personas con pericias genéticas en los laboratorios de Insbruck, Austria y North Texas en Estados Unidos.

El magistrado reconoció, y pidió “perdón a nombre del Estado”, que ya añadió “se han notificado a 14 familias que deben regresar los cuerpos de sus difuntos para exhumarlos y entregarlos a sus familiares legítimos que le darán nueva sepultura”, dijo el juez Solís.

En julio de 1991 se descubrieron 125 cadáveres inhumados ilegalmente en el patio 29 del Cementerio General, de los cuales, en esos años, se lograron identificar un total de 96 víctimas.

Sin embargo, en abril del 2006, con exámenes de ADN Mitocondrial, el Servicio Médico Legal concluyó que 48 casos no correspondían a la identidad otorgada durante los peritajes realizados con anterioridad al año 2003.