El Seremi de Salud de Valparaíso, Jaime Jamett, dispuso este sábado la prohibición de funcionamiento de las fondas y ramadas habilitadas en el Valparaíso Sporting Club de Viña del Mar, luego del colapso del sistema de alcantarillado del establecimiento.

Jamett relató a Agencia UPI que durante la madrugada el suministro de agua potable del recinto ecuestre presentó problemas, lo que a eso de las 13:00 horas de hoy provocó el escurrimiento de aguas servidas hacia los patios y senderos por donde debe desplazarse la gente.

“La alerta hizo que se ordenara a personal de la Seremi prohibir el funcionamiento –cese temporal- de las actividades que allí se estaban realizando por vulnerarse las disposiciones sanitarias, que impiden la atención de personas y la preparación y venta de productos”, declaró la autoridad.

El seremi Jamett dijo que adicionalmente se restringió el acceso al recinto viñamarino “para evitar que la gente tome contacto con el suelo y otras instalaciones que se hayan visto afectadas, lo cual se mantendrá hasta que la alerta se supere”.

El funcionario precisó que es el administrador del establecimiento el responsable de lo acontecido, por lo cual se instruyó que adoptara las medidas sanitarias para superar el incidente, es decir, lavado de calles y verter cloro para desinfectar.

Precisó que por el momento se busca determinar el origen del problema.

Los locatarios del Valparaíso Sporting Club reaccionaron molestos con el administrador del establecimiento ante el cese de funcionamiento temporal por no haber asegurado el abastecimiento del vital elemento.

El Sporting Club abarca unos 1.500 metros cuadrados, en los cuales están emplazadas cinco ramadas y unas 40 fondas.