El Episcopado brasileño protestó hoy contra la revista deportiva Placar por publicar en la portada de su edición de octubre un montaje de una fotografía del futbolista Neymar con el cuerpo del “Cristo crucificado” de Diego Velázquez.

Placar acompaña la polémica imagen con el texto “La crucifixión de Neymar”, en el que argumenta que el jugador del Santos es el “chivo expiatorio” de un deporte en el que “todos juegan sucio”.

El Episcopado manifestó su “profunda indignación” por el “uso inadecuado” de la imagen de Jesucristo, en lo que consideró una muestra de “ridiculización de la fe y desdén por el sentimiento religioso del pueblo”.

“La publicación se mostró, como mínimo, insensible al reciente escenario mundial de deplorable violencia causado por el uso inadecuado de figuras religiosas”, afirmó la cúpula de la Iglesia católica brasileña en un comunicado.

La web de la revista Placar, de la editorial Abril, incluyó esta portada en una galería de primeras páginas polémicas que ha editado en sus cuarenta años de historia.

Brasil es un país mayoritariamente cristiano: el 64,6%, unos 123 millones de personas, se declaran católicos.