El Consejo Nacional de Televisión (CNTV) sancionó a Televisión Nacional de Chile por el programa Informe Especial titulado “Inmigrantes ilegales y narcotráfico en Chile” y determinó que el reportaje violaba el respeto a la honra y dignidad de los colombianos residentes en Chile, condenando a TVN a pagar una multa de 120 UTM, cerca de cinco millones de pesos.

Sin embargo, la sanción fue apelada por la señal pública con un recurso ante la Corte de Apelaciones el 30 de noviembre pasado.

El organismo acogió cuatro denuncias presentadas contra el reportaje “Inmigrantes ilegales y narcotráfico en Chile”, del programa Informe Especial que el canal de todos los chilenos difundió el 17 de junio de este año.

Una de estas denuncias fue presentada por la Clínica de Migrantes y Refugiados de la Universidad Diego Portales, en representación de la Organización de Colombianos Refugiados en Chile, argumentando que el reportaje “transgredió la integridad psíquica, honra y dignidad de los migrantes colombianos en Chile, al exhibir una visión sesgada, sensacionalista y contradictoria a los valores culturales y morales propios de la Nación, afectando con ello a la paz de las familias colombianas residentes en Chile, por cuanto aquel reportaje instó a generar en la población conductas racistas, xenófobas y discriminatorias”.

Aunque el canal público presentó sus descargos, estos fueron rechazados por el CNTV, que decidió, en cambio, sancionar a TVN.

“Esta decisión es muy relevante por cuanto recuerda el papel que tienen los medios de comunicación en la construcción de una sociedad democrática y respetuosa de derechos”, señaló el abogado de la clínica jurídica UDP, Víctor Hugo Lagos.

Además, Junto con ello, destacó que el CNTV estableció que la libertad de expresión tiene límites y que el Programa Informe Especial los transgredió al presentar generalizaciones como hechos verídicos, que no sólo afectaron la dignidad y el buen nombre de los colombianos residentes en Chile, sino que tuvieron repercusiones directas al generar agresiones y consecuencias económicas para las personas que aceptaron ser entrevistadas por periodistas de TVN para el programa en cuestión.