El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, reaccionó ante la renuncia del Papa sin mucha sorpresa pues lo esperaba venir, según sus propias palabras. “Muy agradecido por el gesto del Papa, porque es un gesto muy valiente, muy agradecido por su ministerio”, dijo el arzobispo.

Además, dijo que “por supuesto que me ha tomado con sorpresa, pero también con una cierta certeza de que ya iba a suceder esto”.

“Estuve la última vez con el Papa hace dos semanas exactamente. Lo vi muy cansado, con la fortaleza propia de un hombre que tiene mucha fe, pero también cansado por su edad y por el peso que significa llevar a la Iglesia adelante en todo momento y también en éste”, sostuvo Ezzati.

El Papa Benedicto XVI renunciará definitivamente el 28 de febrero, tras ocho años de papado. En su mandato canonizó al padre Alberto Hurtado y además le tocó enfrentar los momentos más difíciles de los abusos sexuales perpretados por sacerdotes de la Iglesia.