ME-O: “Los abusos de bancos y retail demuestran el poco respeto de algunos empresarios con los consumidores”.

Marco Enríquez-Ominami habló hoy respecto de los últimos dictámenes de la justicia, los que le dieron la razón a la ciudadanía frente a empresas del retail y entidades bancarias. “La justicia ha confirmado que ya no pueden hacer lo que quieren”, dijo el abanderado del PRO.



El precandidato presidencial del Partido Progresista (PRO), Marco Enríquez-Ominami, se refirió hoy en la ciudad de Curicó respecto de los últimos dictámenes de la justicia, los que le dieron la razón a la ciudadanía frente a empresas del retail y entidades bancarias, manifestando que con ello se ha conformado que no pueden hacer lo que quieran con sus clientes.

“Los abusos de bancos y retail demuestran el poco respeto de algunos empresarios con los consumidores. La justicia ha confirmado que ya no pueden hacer lo que quieren”, comentó.

El abanderado del PRO manifestó que “cuando un organismo hace bien su trabajo es necesario reconocerlo. En este caso, la Justicia ha escuchado a la ciudadanía organizada y se ha pronunciado frente a los abusos de los que han sido víctimas”.

“El empresariado debe mantener la calma y escuchar a la Justicia. Declaraciones como las de Jorge Awad sólo logran polarizar al país. Los abusos de los que hemos sido testigo y que han sido reconocidos por la Corte Suprema demuestran el poco cuidado y respeto que algunos empresarios han tenido con los consumidores. La Justicia ha confirmado que ya no pueden hacer lo que quieren”, agregó el presidenciable.

El ex diputado también declaró que “no debemos hacerle el quite a estos temas. Ha habido abusos hacia los consumidores y debemos hablar (…). Las rentabilidades del sistema financiero han sido extraordinarias en los últimos años, pero no pueden serlo a costa de los bolsillos de los chilenos”.

“Como progresistas no entraremos en las disputas chicas entre la Concertación y la Derecha sobre el rol del Sernac en cada Gobierno. Las elecciones son sobre el futuro y, lamentablemente, los precandidatos de ambos bloques del duopolio se han dedicado únicamente a enrostrarse temas del pasado. Lo único importante es que los ciudadanos sean protegidos frente a los abusos de los grandes consorcios económicos”, expresó el abanderado.

Según Enríquez-Ominami, “en 2009 señalamos que uno de los orígenes de las desigualdades eran los abusos del sistema financiero. Al igual que en temas de educación, libertades civiles y reformas tributarias. El tiempo terminó por darnos la razón”, concluyó el aspirante a La Moneda.

Comentarios