El guitarrista de los Rolling Stones, Keith Richards, defendió el uso de la heroína y criticó la rehabilitación como método de recuperación ante la adicción a las drogas.

En una entrevista con la revista Men’s Journal, Richards -un reconocido exadicto a la heroína- dijo que cuando se inyectaba siempre lo hacía “para hacer algo. Además, tengo que confesar -dijo el guitarrista- estaba muy interesado en lo que podría hacer. Yo creo que el cuerpo es un laboratorio y yo solía meterle químicos para ver qué pasaba. Estaba intrigado por eso. Tengo algo de alquimista… pero todos los experimentos llegan a su fin”.

Richards además criticó la rehabilitación y de pasada le tiro un par de palitos -simpáticos todos- a su compañero de banda Ronnie Wood quien sí ha participado de programas de rehabilitación.

“Odio esa idea de la rehabilitación porque justamente significa que estás atrapado en la adicción. Respecto a Ronnie, bueno, él ama el drama. Le encanta hablar con gente que no conoce, que le digan “no puedo esperar por oír tu historia”.

Si bien el guitarrista de los Rolling Stones fue un feroz adicto a la heroína y a la cocaína, hoy se dedica a los vinos y a la marihuana. Su cuenta de tuiter llamada ‘Official Keef’ es en honor a la recina de marihuana a la que se le denomina ‘keef’ en jerga.

Keith Richards cumplirá 70 años en diciembre y sigue girando por el mundo. De hecho, circulan rumores de que la banda podría aterrizar en Santiago durante este año.