Seis indonesios han muerto y diez se encuentran en estado crítico por ingerir alcohol supuestamente adulterado en la localidad de Majalengka, en el oeste de la isla de Java, informan hoy los medios locales.

El suceso tuvo lugar durante una fiesta celebrada el domingo pasado, cuando las víctimas bebieron una mezcla de vodka con bebida energéticas, según el diario “Jakarta Globe”.

Cinco hombres fallecieron horas después, el sexto pereció al día siguiente y otras diez personas permanecen en estado crítico en un hospital de Majalengka.

El jefe de la Policía de Majalengka, Udin Suharna, señaló que investigan el tipo de “cóctel” que las víctimas consumieron con las declaraciones de testigos y familiares.

En Indonesia, donde el 85 por ciento de la población profesa el islam, las bebidas alcohólicas están gravadas con elevados impuestos, lo que ha desembocado en un lucrativo mercado negro de vino y licores fabricados de forma clandestina.

Cada año mueren varias personas en este país asiático a causa de intoxicaciones con alcohol adulterado.