El Consejo de Defensa del Estado (CDE) comenzó a realizar las primeras gestiones para presentar una demanda indemnizatoria contra los herederos de Augusto Pinochet, con el objetivo de recuperar los dineros fiscales que serían parte de la fortuna del fallecido dictador y que ascenderían a US$ 17.866.000.

Según El Mercurio, estas acciones se iniciaron antes que el ministro Manuel Valderrama decidiera cerrar la investigación por el caso Riggs sin procesar a ninguno de los familiares del ex dictador.

Para concretar estas acciones civiles, se debe esperar la sentencia en el caso penal, que determinará el origen del patrimonio.

Según la indagación penal que cerró el ministro Manuel Antonio Valderrama, se determinó que del dinero entregado a Pinochet en gastos reservados como Jefe de Estado, US$ 690.576 habrían sido destinados a fines personales y US$ 1.501.727 se desconoce dónde están.

Los gastos reservados que no están en duda, porque fueron utilizados para cuestiones públicas, son US$ 2.175.990.