El cierre de 3TV que golpea el imperio mediático de Álvaro Saieh

El cierre de 3TV que golpea el imperio mediático de Álvaro Saieh

Luego de cuatro intentos fallidos y tres meses de atrasar su salida al aire, el grupo liderado por el empresario Álvaro Saieh decidió abandonar el proyecto de su primer canal de televisión con el que prometía inyectar “aire fresco” a la parrilla de tv abierta, dejando a varios rostros y al menos 100 trabajadores en la calle de un día a otro. Complicado por la crisis que generó su ingreso al retail, el también dueño del diario La Tercera se apronta a seguir enajenando su imperio. Ayer, junto con 3TV, confirmó la venta del 67% de Corp Group Vida, sociedad con la que manejaba las dos compañías de seguros de vida de su holding.

A las 09:30 horas de ayer lunes comenzó la reunión fatídica en los estudios de 3TV, el canal fallido de Copesa. En una reunión convocada desde la semana anterior, los cerca de 100 trabajadores se reunieron en el estudio de televisión para escuchar a Ricardo Avello, director ejecutivo del naciente canal. “Voy a ir al grano”, comenzó diciendo el también gerente corporativo de Estudios y Negocios de Copesa. Y en apenas dos minutos, el directivo explicó que ya era por todos sabido los problemas por los que atraviesa actualmente el grupo Copesa y que por esa razón “a pesar de los esfuerzos con el proyecto 3TV no tenemos ni mediano ni corto plazo para salir al aire. El canal se acaba”. La información fue un balde de agua fría. Si bien algunos rostros supieron lo que ocurriría desde más temprano y los rumores sobre el cierre o venta del canal eran continuos, nadie esperó que a la vuelta de una semana de vacaciones dieciocheras se desvinculara a todo el plantel, desde el director de prensa, Alberto Luengo, hasta el último camarógrafo. Así se dio por terminado el proyecto televisivo del holding liderado por el empresario Álvaro Saieh, que prometía renovar con “aire fresco” la parrilla de la televisión abierta y que cayó sin siquiera un minuto al aire. Los errores de Saieh Ya durante la mañana del lunes el dueño de Copesa comenzaba a mover sus fichas. A eso de las 08:30 horas se confirmó el acuerdo de la venta de 67% de CorpGroup Vida Chile a Inversiones La Construcción, holding que agrupa a las empresas de la Cámara Chilena de la construcción, por US$165 millones. Sin embargo, eso no detuvo la notificación del cierre del canal, que a juicio de sus ex trabajadores ya estaba listo por lo menos desde antes del “18”. De hecho, fuentes al interior de Copesa afirman que la noticia ya era conocida por los altos cargos del canal ese mismo miércoles. Así, casi al mismo tiempo que fueron notificados, el fallido canal de tv envió un comunicado explicando lo sucedido: - “GrupoCopesa informa que ha decidido suspender temporalmente la salida al aire de su canal de televisión 3TV. Esta decisión se toma basada en un profundo estudio del mercado, las condiciones que enfrenta la industria en la actualidad y los nuevos desafíos que implica la digitalización. Reiteramos nuestra convicción de continuar el camino para llevar a GrupoCopesa a ser el líder de producción de contenido en todos los formatos, y en transformarla en el grupo de medios más moderno de nuestro país. Agradecemos especialmente a todos quienes con su dedicación y compromiso confiaron en este proyecto y trabajaron por hacerlo posible”. La carta, firmada por Jorge Andrés Saieh, confirmó la “suspensión” del proyecto, aunque a sus trabajadores el director del canal ya había señalado que este no saldría al aire. Tras al menos cuatro intentos fallidos de salida al aire -los últimos rumores hablaban de salir definitivamente el próximo año, en marzo- el cierre del canal dejó en la calle a varios profesionales que apostaron por el nuevo proyecto. Los rostros Javiera Contador, Marlen Eguiguren (ex CNN) y Francisco Sagredo (TVN), entre otros. El canal debutaría en la señal 22 para Santiago y se podría ver además en Concepción, Talcahuano, Temuco, Viña del Mar y Valparaíso. Las últimos meses incluso funcionaron con marcha blanca, pero nada de eso llegó a buen puerto. Según un ejecutivo de la industria, el momento de cerrar el canal era ahora porque aún no salía al aire. “Con una mano cuentas las veces en que una cadena de libre restricción ha cerrado sus transmisiones. Era mejor ahorrarse la fuga de plata que significa salir al aire y luego cerrar las cortinas”, explica para graficar lo que a su juicio fue el mejor camino. Según quienes conocieron la génesis de 3TV, hubo un error “basal” en la idea de realizar una canal y de salir a competir con los grandes. Siempre, según comentan en Copesa, se pensó que con la integración de medios que tanto pregonaban era suficiente para salir al aire con una señal abierta. “Algunos gerentes de Copesa creían que bastaba con instalar una cámara de televisión en uno de los estudios de Radio Duna y tenías un programa. La idea siempre estuvo mal concebida”. Quienes conocieron el interior de la fallida señal comentan que otro de los problemas que enfrentó Saieh en su idea de hacer televisión fue nunca haber recurrido a un ejecutivo de peso que le diera forma a la idea que tenían de televisión. Tampoco asimilaron los altos costos que hoy se pagan por sacar al aire un programa. Un antiguo ejecutivo comenta que una hora de televisión cuesta alrededor de dos millones de pesos. Y un canal, como mínimo, debe tener entre 16 y 18 horas de programación. “Es decir, 9.500 horas anuales, pero ellos siempre pensaron que podían hacer tele por dos pesos y estaban equivocados”, dice. De hecho, según cifras extraoficiales, la Tercera TV en sus inicios -cuando estaba alojada como un producto más del sitio web- costaba alrededor de medio millón de dólares anuales, una cifra bajísima en comparación a sacar al aire por señal abierta un canal. La teoría de algunos en la industria televisiva es que Copesa siempre hizo proyecciones equivocadas y les fue mal al igual como fracasaron en el retail. “Hacer tele hoy en día es eso. En el supermercado puedes tener huevos de codornices, pero también tienes que tener aceite barato. En la tele es muy difícil hacer contrabando de contenido. Cuesta mucho darse lujos porque estás a un click de que la gente se aburra. Y si te cambian se va todo al carajo. Es el mismo resultado de los Unimarc Gourmet, un fracaso total. Es eso lo que Saieh nunca entendió”, señala. Así, la “burbuja” en que se había anidado la idea de TV de Saieh tenía pronósticos errados desde las cifras hasta las proyecciones de rating. Un ejecutivo que conoció estas conversaciones comenta que nunca se dimensionaron los números exorbitantes que hoy en día se debe tener en televisión para ser competitivos. Como ejemplo: un capítulo de la magnitud de Salta Si Puedes de CHV puede llegar a costar 100 millones de pesos y un franjeado nocturno de conversación llega a los 2,5 millones de dólares anuales. “Y si pones un programa al aire, hay que seguir invirtiendo aunque no funcione. Se debe invertir a full y eso es lo que el grupo Copesa no estaba en condiciones de hacer en esta pasada”, comenta una fuente televisiva. Y agrega: “No puedes reinventar la televisión como holding. Por eso Canal 13 es capaz de olvidarse de sus pudores. Lo que nunca entendieron en Copesa es que había que hacer televisión para la gente no para Saieh”. "El canal era un proyecto arriesgado porque buscaba ser segmentado al sector C1, C2 y C3, algo muy chico en un universo que en general apuesta por la masividad. Sobre rating, las expectativas eran de 3 a 4 puntos el primer año", cuentan desde el grupo. "Pero La Red, que lleva más de 20 años al aire ha logrado recién promediar los 2,3 puntos. Al igual que Mega que tiene entre 6,5 y 6,8 actualmente. Es decir, los cálculos estaban completamente equivocados", comentan un entendido en la industria. El destino de los otros medios Los rumores sobre la posible venta de medios incluidos en el holding suma de más cerca a las emisoras agrupadas en el Grupo Dial y que incluye a las radios Carolina, Zero, Beethoven, Paula, Duna y Disney. "Las radios no están a la venta, pero como en el mercado la sensación es que la crisis es grande, se han recibido ofertas. Los precios están bajos porque se asume que Saieh requiere liquidez. Hay rumores en el grupo: que El Pulso no es rentable y debería cerrar, que Qué Pasa idem, pero lo cierto es que, por ahora, no se vislumbra nada de eso", dice un alto ejecutivo del holding. Aunque no existen valores formales por ellas o su conjunto, el rumor es que la serían las más posibles futuras ventas del holding de medios. Actualmente el grupo es presidido por Ana Holuigue, miembro del directorio de Corpbanca y ex directora de SMU. En cuanto a los medios escritos, al interior de Copesa se sabe que varios de esos productos no están rindiendo frutos. Dos de los productos nuevos, la revista Qué Pasa Energía dejó de imprimirse el 20 de junio pasado y se unió en una sola edición a Qué Pasa Minería, lo que se suma a las malas cifras del diario Pulso y La Cuarta, que no estarían rindiendo lo esperados. Eso sí: la disposición de vender emisoras no sería la misma que para vender medios escritos, ya que algunos de ellos -principalmente el diario La Tercera- son vistos como contenedores para lo que pueda ocurrir con el futuro de los negocios del grupo. Sin embargo, desde el holding señalan que la crisis de SMU es puntual, aunque sí ha traído consecuencias, específicamente con el canal. "La inversión inicial era de 2,5 a 3,5 millones de dólares. El gasto promedio mensual, sin haber salido al aire, era de $400 millones y lo que indicó la prudencia es que no era un buen momento para un producto nuevo, con la ley de TV digital ad portas. Se trata de que a la larga iba a ser un producto con números en rojos mucho tiempo y eso no era prudente hoy, en el escenario actual que maneja el grupo", dice uno miembro del grupo. Tampoco se sabe si el grupo Copesa va a echar mano al 20% que posee de VTR desde comienzos de 2010 -por el que desembolsó US$340 millones, mismo año en que adquirió el ex canal Andrés Bello Televisión. Y ante la complicada situación de SMU, los efectos rebotan directamente a los demás medios de Copesa. Según revela el diario Estrategia, en el primer semestre la controladora de Unimarc registró pagos por $1.590 millones a diferentes medios del holding, mientras que Corpbanca también aportó con $511 millones. Junto a eso, la medida también podría complicar a CNN Chile. La filial criolla del canal de noticias estadounidense prestaba servicios de camarógrafos y cámaras, compaginadores, un móvil y el archivo completo de imágenes a 3TV, por lo que dejará de percibir ese arriendo, lo que se sumaría a que durante 2014 el canal comenzaría a solventarse por sí mismo dejando de recibir ingresos desde Atlanta.
Comentarios
Sabía ud que... JOAQUÍN LAVÍN JR PASÓ DE SER UN ENTUSIASTA A UN ENTUSIESTA. -------------------------------- Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. -------------------------------- Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... ME GUSTAN LAS ESCULTURAS GRIEGAS, AUNQUE A VECES NO TENGAN NI PIES NI CABEZA. -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO HANNIBAL LECTER LEE UN LIBRO DE COCINA, PARTE POR EL ÍNDICE. --------------------------------