El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva afirmó hoy que el exmandatario sudafricano Nelson Mandela, fallecido este jueves a los 95 años, fue un ejemplo de “determinación y perseverancia”, así como de “lo importante que es la disposición al diálogo para los hombres”.

“Será siempre el mayor símbolo mundial en la búsqueda de la paz, de la democracia y de la inclusión social”, señaló Lula a través de un comunicado divulgado por el instituto fundado por el exgobernante brasileño.

Lula recordó a Mandela como “como uno de los más importantes líderes políticos de nuestro planeta” y añadió que “su historia de lucha es inigualable”.

“Tuve el inmenso honor de conocerle y estar con él en momentos muy especiales. Ahora, Madiba se fue, pero dejó para todos nosotros sus enseñanzas inolvidables”, subrayó el expresidente, quien resaltó que tras su muerte “Brasil y el mundo están de luto”.

El expresidente brasileño conoció la noticia mientras participaba en un acto en la región metropolitana de Sao Paulo y, tras pedir un minuto de silencio a los asistentes, elogió la trayectoria de Mandela.

“El gran legado de Mandela fue hacer que el pueblo negro de Sudáfrica descubriera una cosa que parece simple, pero que no es. Si la mayoría del pueblo era negra, no tenía el menor sentido que una minoría blanca continuara gobernando aquel país. Mandela fue una de las cosas buenas que de vez en cuando Dios proyecta en nuestras vidas”, apuntó.

Para Lula, quien se reunió en varias ocasiones con el líder sudafricano, “el mundo perdió una de las figuras más extraordinarias” que conoció.

Por otra parte, el presidente del Supremo Tribunal Federal brasileño, Joaquim Barbosa, el primer negro en presidir la máxima corte del país, trasmitió a través de un comunicado sus condolencias a los familiares de Mandela y al pueblo sudafricano.

“La muerte de Nelson Mandela deja al mundo más pobre de referencias de coraje, dignidad, obstinación en la defensa de las causas justas. Su vida altiva tradujo el sentido mayor de la existencia humana. Su nombre permanecerá como sinónimo de esperanza para todas las víctimas de injusticia en cualquier parte del mundo”, comentó.