Firmas truchas: Acharán renuncia a la Asociación de Notarios y acusa que fue suspendida “sin debido proceso”por influencia de El Mercurio

La profesional presentó ayer una carta a la entidad gremial -a la que accedió The Clinic Online- donde criticó duramente el actuar de sus pares, luego de que a principios de mes la directiva le suspendiera los derechos como afiliada, sin que la Comisión de Ética terminara su indagatoria interna. En la misiva Acharán acusó que, “no dándose las mínimas garantías de seriedad que debe tener el proceso, resulta inoficioso pertenecer a la Asociación, lo que me mueve a la renuncia”. En todo caso las indagatorias de la Corte de Santiago y la Fiscalía siguen en curso.

La notaria Gloria Acharán presentó ayer su renuncia a la Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros, luego DE que la directiva de la entidad -a principios de mes- le suspendiera sus derechos como afiliada, aún cuando la comisión de ética no había finalizado su procedimiento interno. Todo lo anterior en el marco de que, presumiblemente, habría validado firmas falsas para la candidatura presidencial de Tomás Jocelyn Holt.

En una carta a la que accedió The Clinic Online, Acharán acusó falta de debido proceso de la instancia, violándose “las más elementales normas de procedimiento que deben rodear una situación como la que interesa”.

Y a renglón seguido agregó: “Cabe señalar que según se me ha informado, este procedimiento acelerado y si forma de juicio lo ha seguido la directiva de esta asociación pasando a llevar a su propia comisión de ética, la cual ha sido vulnerada en forma completa por el actuar directivo, asociado comunicacionalmente al grupo editorial de El Mercurio”, escribió Acharán.

La profesional se queja en su misiva de renuncia que nunca fue informada de la determinación y que se notificó por la prensa.

“No dándose las mínimas garantías de seriedad que debe tener el proceso, resulta inoficioso pertenecer a la Asociación, lo que me mueve a la renuncia”, puntualizó.

Factotum

Hay que recordar que Acharán se encuentra bajo investigación en dos instancias, ya que aparecieron firmas aparentemente falsas en las actas de inscripción en la candidatura de Jocelyn Holt.

Las indagatorias son la resultante de una publicación del diario de Edwards, donde se señaló que Acharán autorizó el último día de inscripción más de 17 mil firmas que apoyaron a Jocelyn-Holt, hecho que le permitió validar su candidatura presidencial.

La primera instancia es una revisión de carácter administrativo a cargo de la ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago Amanda Valdovinos, donde Acharán ya prestó testimonio, como también el candidato presidencial.

Una segunda línea la lleva la Unidad de Delitos de Alta Complejidad de Fiscalía Centro Norte, que busca establecer posibles ilícitos de falsificación. Atendido que la indagatoria podría llevar a hechos que afecten la fe publica, el organismo resolvió poner en conocimiento de los hechos al Consejo de Defensa del Estado (CDE) para que analice -si corresponde- los caminos judiciales a seguir, dio cuenta ayer El Mercurio.

A estas investigaciones también se suma el notario Roberto Mosquera que autorizó las rúbricas de Franco Parisi, que también fue suspendido por sus pares.

Descarte legal

La mujer se ha defendido, a través de su abogado patrocinante Gonzalo Bulnes, señalando que el procedimiento mediante el cual se visaron las rúbricas se realizó durante varios meses e incluso una serie de actas de inscripción Jocelyn Holt fueron tarjadas por completo, ya que no cumplieron el estándar para validarlas.

De hecho, en su primera misiva del pasado 27 de noviembre a la Comisión de Ética de la entidad gremial, también apuntó a El Mercurio, señalando que se la juzgaba por la publicación más que por hechos de carácter objetivo. tal como lo informó The Clinic Online.

Si bien es cierto las indagatorias ya mencionadas corren por carriles propios, lo cierto es que la Asociación de Notarios queda en una situación compleja -no sólo porque obvió su procedimiento interno- sino porque con la renuncia de Acharán no tiene a un afiliado al que castigar, como tampoco quitarle el nombramiento.

¿Cuerpo presente?

La cuestión de fondo que apareció con la publicación del decano es la figura notarial “firmó ante mí” que se escribe al final de todos los documentos visados por un notario, la gran mayoría de las veces sin que tenga al usuario presente en forma física.

De hecho esta fórmula está validada en el Código Orgánico de Tribunales y es una práctica en todas las notarías del país. Por ejemplo, cada día los bancos envían cientos de escrituras para que sean validadas o pagarés, contratos de arriendo, finiquitos y otros documentos. Estos papeles son timbrados por los funcionarios y llevados ante el notario para firmarlos. De lo contrario el sistema de validación sería lento para todos quienes lo utilizan.

En el caso de las firmas para la inscripción de una candidatura la fórmula de validación se usa desde la vuelta a la democracia y existe un proyecto de ley para modificar este sistema que aún duerme el sueño de los justos en el Congreso.

Comentarios