Una nota de la Agencia EFE difundida a cientos de medios de todo el planeta resalta la figura del nuevo presidente de la Corte Suprema Sergio Muñoz, como la persona que investigó en 2004 las cuentas secretas de Pinochet en el Banco Riggs. En los siguientes párrafos la nota completa.

El juez Sergio Muñoz Gajardo, que en 2004 investigó las cuentas secretas que Augusto Pinochet mantenía en el extranjero y el origen de la fortuna del dictador, fue elegido hoy presidente de la Corte Suprema de Justicia de Chile.

Su elección fue por la unanimidad de los miembros del máximo tribunal del país en una votación a mano alzada, como señala la tradición, y reemplazará en el cargo a Rubén Ballesteros.

De 56 años, Muñoz Gajardo inició en 1982 su carrera judicial, llegó a la Corte Suprema en 2005 y es el integrante más joven de dicha instancia judicial, de la que será su máxima autoridad durante los años 2014 y 2015.

Durante su trayectoria como juez estuvo a cargo, entre otros casos, de la investigación del asesinato, en 1982, del líder sindical Tucapel Jiménez, cometido por agentes de la policía secreta de Pinochet.

Su investigación terminó con condenas a presidio perpetuo para los autores del crimen, con el cual la dictadura pretendió frenar la reorganización del movimiento sindical chileno.

También estuvo encargado de investigar, en 2003, un publicitado caso de orgías sexuales organizadas por el empresario Claudio Spiniak, que en un comienzo hasta involucró a altos dirigentes del conservador partido Unión Demócrata Independiente (UDI), que resultaron después ser inocentes.

Spiniak, que reclutaba adolescentes de la calle para atender a sus invitados a las orgías, recuperó este martes su libertad tres serle recortada en dos años su condena a doce años por buena conducta.

En el caso de la fortuna de Pinochet, la investigación abierta por el juez Muñoz logró acreditar que sólo un par de millones de dólares de los 26 que acumuló durante su vida tenían un origen legal.

Al morir, en diciembre de 2006, Pinochet estaba procesado en este caso por falsificación de pasaportes y desaforado, paso previo al procesamiento, por malversación de fondos públicos, además de tener embargados todos sus bienes, situación que se mantiene hasta hoy.

“No tengo claridad respecto de ser el ministro (juez) más joven en llegar a ser presidente de la Corte Suprema. No sé si será una cualidad positiva”, dijo Muñoz a los periodistas tras ser elegido presidente del máximo tribunal chileno.

También se refirió a un debate político en desarrollo sobre los nombramientos de los nuevos miembros de la Corte Suprema, que son propuestos por el presidente de la República y refrendados por el Senado, lo que ha dado lugar a una supuesta politización del trámite y acusaciones de acuerdos políticos para nombrar de forma alternada a jueces proclives a uno u otro sector.

“Quienes llegan a asumir esta responsabilidad tan alta deben hacerlo por sus méritos y no basado en temas políticos partidistas”, dijo al respecto el flamante presidente de la Corte Suprema.

El máximo tribunal, añadió “ha expresado su parecer contrario, no al sistema sino a la forma en que se implementa. Los sistemas pueden ser los mejores pero si no son abordados en la práctica de manera efectiva pueden ser perfeccionados”.