Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

11 de febrero de 2014

Sumario en Hospital de Copiapó por «error administrativo» al entregar cambiados cadáveres de guaguas

El director del Hospital de Copiapó, Patricio Hidalgo, confirmó que se realizará un sumario administrativo para comprobar responsabilidades en el caso que denunció The Clinic Online sobre la entrega errada a sus padres de los cuerpos de los dos bebés de 23 semanas de gestación que nacieron durante el fin de semana en el recinto y que fallecieron a las pocas horas. Hubo una confusión por parte de un funcionario que provocó que una familia le realizara un funeral a una guagua que era de otros padres, explicó Hidalgo.

Por


Foto: Wikipedia.

«Efectivamente se habría producido un error administrativo en la entrega de dos fetos (…) es una situación lamentable y dolorosa», aseveró el director del Hospital de Copiapó, Patricio Hidalgo, al confirmar que el caso que denunció The Clinic Online sobre la entrega errada a sus padres de los cuerpos de los dos bebés de 23 semanas de gestación que nacieron durante el fin de semana en el recinto y que fallecieron a las pocas horas, hubo una confusión por parte de un funcionario que provocó que una familia le realizara un funeral a una guagua que era de otros padres.

«Iniciamos un sumario administrativo para ver en qué se falló (…) Las pulseras de los fetos sí estaban en quienes correspondían», adujo Hidalgo.

Según los antecedentes que recopiló The Clinic Online, la complicada situación se produjo luego de que el día viernes Doménica Bobadilla (33), llegara hasta el recinto regional para dar a luz. Su embarazo tenía antecedentes de alto riesgo y se evaluó la posibilidad de trasladarla a Santiago. Sin embargo, ello no se concretó a tiempo y tuvo su hijo en el establecimiento, quien murió una hora después de nacer. Sergio Torres, el esposo de Doménica, intentó que le entregaran los restos durante el fin de semana “pero como aquí no trabajan esos días, me dijeron que viniera el lunes”.

Torres encargó a una funeraria que realizara el trámite y preparó el funeral. Cuando llegaron desde los servicios fúnebres a retirar al menor Torres-Bobadilla les entregaron el cadáver de otro chico, fallecido a las 00.10 horas del lunes 10 y de características similares. “Desde el Hospital parece que llamaron a la Funeraria, porque ellos fueron los que nos contaron que los habían contactado porque las guaguas estaban cambiadas”, relata Torres quien ahora está esperando que lo autoricen a enterrar a su niño.

Rodrigo Contreras (35), en tanto, es el otro padre involucrado en esta situación y que está a la espera de que el cuerpo de su hijo sea exhumado para poder enterrarlo. Juana Tirado, su esposa, tuvo el lunes a las 00.05 horas un parto que se sabía complicado, por lo mismo a las pocas de embarazo se preparó para un pérdida. Para lo que no estaba preparada era para lo que vino tras la muerte de su hijo.

“Llegamos con mi señora a vestir a mi guaguita como al mediodía para llevarla a la funeraria. La persona que estaba a cargo empezó con evasivas, que no se podía, que mejor el martes. El caballero de la funeraria que andaba con nosotros nos dijo ‘no, si entregaron mal las guaguas’. Fuimos a hablar a la maternidad, y ahí nos dijeron que en patología habían cambiado las guaguas. Hay dos dolores grandes. La otra familia ya había hecho su funeral, y ahora tiene que esperar para enterrar a su hijo y yo que exhumen el cuerpo del mío para recién enterrar a mi guaguita. Esto no es justo”, agregó.

Notas relacionadas